LLévatela leve con tus hijastros

Lo más importante es dejarles claro que tú no sustituirás a su padre o madre y buscar algún interés en común con ellos
Redacción
08/05/2016 - 09:55

Por Irma Gallo.

Hace cerca de tres años comencé un romance con un hombre casi 10 años mayor que yo, que tenía también una hija. Tuve suerte porque se trataba de una niña dulce y educada, apenas dos años mayor que la mía, y aunque el romance no perduró, no tuvo nada qué ver con cómo nos logramos involucrar la hija de mi ex pareja y yo. Incluso mi niña y ella lograron construir una buena relación, y si se encuentran en la calle se saludan con mucho cariño.

Por eso, cuando nuestro lector Jorge Medina me escribió pidiendo que tocáramos el tema de cómo llevarnos bien con los hijos de nuestra pareja, recordé esa época en que conocí y traté a esta hermosa niña, y pensé que podía aportar algo interesante al respecto.

REGLA DE ORO. Lo primero y más importantes es que no intentes sustituir a su madre o padre.

Parece una obviedad, pero hay que repetirlo hasta el cansancio si es necesario: aún en el caso de que la madre o el padre de los niñ@s hubiera fallecido, debe quedarles muy claro (a ellos y a ti) que tú eres otra persona, que puede llegar a amarlos casi tanto como el padre ausente, pero que nunca pretenderá borrarlo de su corazón y sus recuerdos.

Más bien piensa que se trata de construir experiencias nuevas contigo a su lado, como un adulto responsable que ha llegado a sus vidas para cuidarlos, quererlos y hacerlos felices porque ama a su padre o madre.

RESPETA SUS TIEMPOS. Por nada del mundo te entrometas en los tiempos que tu pareja dedica exclusivamente a sus hijos.

Cualquier persona con el corazón en donde debe estar, siempre pondrá a sus hijos antes que nada y que nadie.

Tienes que entender que, por mucho que te ame, aunque tenga un compromiso contigo si tiene que elegir, no dudará en hacerlo por sus hijos. No lo(a) pongas en ese predicamento: respeta el tiempo y los espacios que tenga con ellos, incluso si esto implica que tenga que convivir con su ex pareja porque hay situaciones que sólo le competen a ellos dos.

Por ejemplo: una junta con los maestros de la escuela, el trámite del pasaporte o la visa, y decenas de situaciones más en las que, ni modo: tú no tienes “vela en ese entierro”.

INTENTA INVOLUCRARTE. Trata de encontrar intereses comunes sin importar la edad que tengan. Así sean niñ@s de preescolar o adolescentes [email protected], si tienes paciencia y sabes escuchar y observar, siempre encontrarás cosas que puedes compartir: ir al cine, practicar algún deporte, leer un libro, dibujar, hornear galletas, poner una casa de campaña, tomar fotografías, ir de compras con ellos, en fin, las posibilidades son infinitas, y los niñ@s por lo general, son maleables y están dispuestos a conocer gente.

Confía en tu instinto, pero tampoco fuerces las situaciones; construir una relación saludable puede tomar tiempo.

Respeto y convivencia

Cuando sea necesario impón tu autoridad con firmeza pero sin violencia.

Si la relación ha avanzado a tal punto que vas a pasar unas vacaciones con tu pareja y sus hijos o incluso han decidido mudarse juntos, entonces ha llegado el momento de que aprendan que tú, como adulto, también tienes derecho a imponer algunas reglas.

Está bien que quieras conservar la armonía y construir una buena relación con los niños, pero eso no implica aguantar situaciones que no te gustan o permitir que te falten al respeto.

Hazles saber —de preferencia cuando tu pareja esté presente (y de preferencia acuérdalas con él(lla) antes) para evitar malas interpretaciones— cuáles son las reglas para una mejor convivencia.

Por ejemplo: no se brinca en las camas, la tele se apaga máximo a tal hora, no se grita y mucho menos se golpea, todos recogemos nuestros platos al terminar de comer, etcétera.

Vas a ver que siguiendo estas recomendaciones y sobre todo, hablando siempre con claridad, lograrás aquello que podría parecer misión imposible: llevarte bien con los hijos de tu pareja.

DE REGALO

Un regalo de El Gráfico para tus hijos (o los de tu pareja, para que empieces a quedar bien). Escríbenos y dinos qué temas quieres que tratemos en esta columna, que es para ti. Si tu correo es de los tres primeros en llegar ya ganaste un ejemplar de Momo, cortesía de Penguin Random House y El Gráfico. ¡Escribe pronto, sólo hay tres ejemplares!

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK