Que no te agarren las prisas

Los niños y adolescentes ya casi regresan a clases; conoce todo lo que debes saber para volver a la rutina
Redacción
07/08/2016 - 10:17

Por Irma Gallo

Ya casi se acaban las vacaciones, mamás y papás, y quizá ustedes se sientan entusiasmados porque sus hijos entran a otro grado escolar y con ello a una nueva etapa de su vida, con mayores retos, pero con muchas satisfacciones.

Aunque, al mismo tiempo, puede que estén preocupados por otras cuestiones. Por ejemplo: ¿Cómo hacerle frente a los gastos que trae consigo el inicio de un nuevo año escolar?, ¿cómo volver a la rutina, después de unas largas vacaciones?, o ¿cómo planear lunchs saludables y a costo razonable?

Bueno, pues no se pongan nerviosos porque la columna de hoy la dedicamos a tratar de resolver de la mejor manera estas inquietudes.

Una lista inmensa de útiles

Cuando mi hermana y yo estábamos en la primaria, mi mamá se sentaba con nosotras a “rescatar” cuadernos, es decir, a arrancar las hojas usadas y darle una nueva oportunidad de servir a ese cuaderno del año pasado.

Sólo que de plano queden muy pocas hojas, compren un cuaderno nuevo. Profeco ofrece la siguiente herramienta para comparar precios: http://www.profeco.gob.mx/precios/canasta/home.aspx?th=1

Sugiero hacer lo mismo con los libros de texto (sin arrancarles hojas, eso sí) y con los colores de madera, crayones, marcadores, plumones, plumas, lápices, compases, reglas, sacapuntas, etc.

En el caso de los libros, también pueden usar los de los hermanos y/o primos mayores. Hay que inculcarles a los niños una cultura de reutilización y reciclaje.

Volver a despertarse muy temprano

Otra parte difícil del regreso a clases es adaptarse de nuevo a los horarios que nos impone la rutina escolar. Más aún si los niños pasan de preescolar a primaria o de primaria a secundaria, por ejemplo, en cuyo caso quizá entren más temprano.

Les recomiendo empezar a ajustar los horarios de irse a la cama y de levantarse una semana antes del inicio de clases, para que el organismo de sus hijos (y el de ustedes) se vaya acostumbrado y el primer día —que será el 22 de agosto— no les cueste trabajo y no salgan corriendo a última hora, sin desayunar y a medio asearse, y contribuyendo al caos vehicular. (Esto aplica si van en auto o transporte público. Opten por bicicleta o transporte escolar, y si la escuela está cerca, incluso por caminar).

Lunch saludable

Prevenir les va a ayudar a ahorrar: si cada noche cortan verdura en tiras (zanahoria, pepino o jícama), lavan y pican fruta y ponen a cocer un par de huevos, ya tendrán la mitad o más del lunch resuelto.

Otro tip es comprar bolillos y meterlos en una bolsa de plástico para evitar que se hagan duros. Por la mañana, antes de rellenarlos de jamón, frijoles, carne asada, pechuga, queso o lo que se les ocurra, ponerlos a calentar en el comal. Después hay que envolverlos en papel aluminio.

Los rollitos de jamón o pechuga de pavo rellenos de queso también son una parte saludable del lunch. La ensalada rusa también es una opción deliciosa.

Recuerden siempre incluir suficiente agua sola para que no tomen refresco u otras bebidas azucaradas.

De regalo

Si eres de los tres primeros lectores que nos escriban a [email protected] y nos dices qué temas quisieras que tocáramos en esta columna, ya ganaste un ejemplar de ‘Descendientes: La isla de los perdidos’, cortesía de El Gráfico y Grupo Editorial Planeta. ¡Apúrate porque sólo hay tres ejemplares!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK