Enséñales a ahorrar

Ayuda a que en un futuro tu hijo no ande preocupado por estirar la quincena
04/09/2016 - 12:20

Por Irma Gallo

Mamás y papás: si ustedes, como yo, nacieron en los 70 y después, han visto cómo las sucesivas crisis económicas en este país metían en aprietos a sus padres, y luego a ustedes mismos, cuando se convirtieron en adultos, es muy probable que, igual que a mí, no les alcance el dinero para llegar a fin de mes (o de quincena, según perciban sus ingresos).

¿Qué podemos hacer para preparar a nuestros hijos para que no sufran de lo mismo cuando sean adultos y responsables de sus propias finanzas?

Obviamente no podemos evitar que haya crisis económicas, pues no somos responsables de las decisiones políticas y económicas que las provocan. Pero sí podemos enseñarles a ahorrar. Así es, papás y mamás: aunque nosotros hayamos sido hasta ahora más o menos desorganizados con nuestra economía, ellos todavía tienen una oportunidad de aprender a tiempo a no cometer nuestros errores. 

Predica con el ejemplo

Si tus hijos ven que gastas en cosas que no son indispensables y hasta te endeudas con tarjetas de crédito para “cumplirte esos gustitos”, van a crecer con la idea de que eso es lo correcto y ten por seguro que así llevarán sus finanzas personales cuando crezcan. Así que, ni modo, ahí te van unos tips de lo que NO debemos hacer:

1. No uses tarjetas de crédito. Gasta sólo lo que tengas. Si hay una emergencia médica, por ejemplo, y no tienes seguro, ya es otra cosa, pero sólo tenla para esos casos extremos.

2. No te hagas “regalitos” a menos de que ya hayas apartado de tu ingreso para lo esencial: comida, techo (renta o pagos de hipoteca), medicinas, útiles escolares y/o colegiaturas, servicios básicos. Si Y SÓLO SI tienes un sobrante después de pagar todo esto, y de plano llevas mucho tiempo deseando ese bolso, esas vacaciones, cómpra, pero asegúrate que tampoco te vas a quedar en ceros si surge una emergencia.

3. Ahorra: consigue la alcancía que más te guste y de la que no sea fácil sacar un poco de dinero a cada rato, y ve metiendo hasta las monedas de 10 centavos que te sobraron del día. Te vas a sorprender lo que logras reunir en un año, por ejemplo.

Muéstrales el valor del dinero

1. Llévalos de compras contigo para que sepan cuánto cuesta hacer el súper: la comida, las cosas de la limpieza, las medicinas, etcétera, y que se den cuenta de que nada te lo regalan.

2. Cuando estén de vacaciones o en días feriados y a ti te toque trabajar, déjalos que te acompañen para que conozcan y valoren todo lo que haces para que ellos coman, tengan un techo, estudien, y hasta vayan al cine.

3. Asígnales una mesada (o domingo) y motívalos a que ahorren por lo menos una parte para alcanzar sus metas, por ejemplo, el juguete que más desean.

4. Cómprales una alcancía para que vayan depositando ahí sus ahorros y al final de año la rompan; se sorprendan de lo que pueden comprar con lo ahorrado.

5. Motívalos a “ganar” su propio dinero. Por ejemplo: si lavan los trastes, ganan determinada cantidad; si ayudan a lavar el carro, otra. Tienen que aprender que todo lo que obtengan será resultado de su propio esfuerzo.

6. Si ya son adolescentes, convéncelos de lo importante que es tomar un empleo de medio tiempo durante las vacaciones y lo que ahorren lo podrán utilizar en aquello que tanto desean. Eso sí: supervisa que sea dentro de un ambiente seguro y sano.

De regalo

Si eres de los tres primeros que nos escriban a [email protected] y nos dices por lo menos tres temas que quieres que tratemos en la columna, ya ganaste un ejemplar de ‘Mi vida, mi pasión’, cortesía de El Gráfico y Penguin Random House. ¡Apúrate a escribir porque sólo hay tres ejemplares!

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

TUS COMENTARIOS