Evita accidentes en cinco pasos

Estas sencillas reglas te ayudarán a ser más precavida cuando conduzcas en ciudad o carretera
Tanya Guerrero
24/02/2016 - 10:18

No soy autoridad moral en el arte del manejo, pero jamás en mi vida he chocado. Lo que sé sobre el volante es lo que aprendí a los 11 años cuando mi mamá, cansada de mi insistencia, me dijo cómo meter velocidades en un carro. 

Años después, el papá taxista de un novio me enseñó a cambiar de carril, desacelerar en lugar de frenar y “echar lámina” en el momento indicado. Secretos básicos de ruletero.

Aunque las personas que se suben conmigo bajan muertas de miedo por lo rápido que manejo, ninguna puede quejarse por mi falta de pericia. 

Hoy, mientras cruzaba División del Norte hacia el sur de la ciudad, vi a una mujer en un aparatoso accidente y pensé en tomar acción y compartir reglas básicas que han regido mi vida como conductora y que me han ayudado a evitar que accidentes. 

No sin antes decirles que soy mujer y no creo que como el estereotipo lo marca, sea un pretexto para manejar mal. 

1. ESPEJEA, SIEMPRE ESPEJEA. Tienes tres espejos que además de reflejar el increíble color de labial que llevas, también dejan ver la distancia de tu coche con respecto a los otros. No importa si vas rápido, si vas lento o si estás detenida en el tráfico. Debes mirarlos por lo menos una vez por minuto, porque no sabes si algún coche viene muy rápido y debes anticipar tus movimientos. Mirar al espejo también te permite ver a ciclistas y motociclistas que pasan entre los carriles y con los cuales debes tener especial cuidado, porque son los que corren más riesgo.

2. NO CONFÍES EN LOS TAXISTAS para que te den el paso, no te metas frente a las camionetas de valores, tampoco a los coches de judiciales ni a los camiones de carga, porque son muy pesados y no alcanzan a frenar. Mucho menos a los que tienen doble semi remolque. Es fácil, el taxista lo que quiere es encontrar pasaje y se para donde sea, como sea y con quien sea, por eso no te pongas detrás de ellos. Tampoco “eches lámina” a las camionetas de valores o a los coches de judiciales porque están hechos de la misma calaña. Su paranoia es tan grande que si ven que te metes pueden pensar que eres la mamá de ‘El Chapo’ y los quieres asaltar. 

3. ¿QUIERES EVITAR ATROPELLAR A ALGUIEN? Cuando estés en calles residenciales, no manejes rápido y fíjate siempre debajo de los coches estacionados para que puedas alcanzar a ver la sombra de los pies de la gente antes de que crucen. Suena paranoico, pero es una técnica que utilizan los conductores de ambulancia. Si eres observadora de lo que pasa en las zonas laterales de tu coche a nivel del piso, salvarás la vida de gente que cruza y de muchos caninos. Cuando en una avenida se puso el siga y hay frente a ti un coche que no avanza, detente porque seguramente alguien no logró cruzar todavía. Los abuelos y personas con capacidades diferentes deben tomarse su tiempo para caminar y muchas veces se quedan en medio de un montón de simios que por no alcanzar a verlos, hacen caso omiso de este consejo y se los llevan ‘de corbata’. Así de triste. 

4. PARA CAMBIAR DE CARRIL sólo hay dos reglas. Si le ves “la trompa” al coche que viene detrás de ti y la imagen del auto cabe completa en el espejo, puedes cambiarte. Sólo si viene más lento que tú. Aprende a medir el tamaño de tu coche porque a menos de que te llames Lola y tengas un tráiler, no debes esperar siete años para meterte a otro carril o una invitación de Facebook para poder orillarte. En un rato libre que tengas, recorre lenta y sensualmente con tu mano todo tu coche hasta rodearlo por completo. Además de excitar a tu novio que te mirará con ganas, podrás ver y sentir la dimensión de tu nave. 

5. ANTICÍPATE SIEMPRE A TODO. Conviértete en Leono (ya sabes, el pelirrojo guapetón con tanga azul y espada del augurio), para ver más allá de lo evidente. Ese es el secreto de los campeones. Deja de mirar al piso o al infinito. Si ves a través de los cristales del coche que va adelante de ti, puedes notar que el tráfico frena y anticiparte. Si espejeas a tiempo, puedes librar al que viene haciendo arrancones en Tlalpan. Si manejas con tu ventana ligeramente abajo, escucharás la sirena de las ambulancias, esto también te sirve si alguien adelante chocó, evitando que seas parte de la carambola.Piensa en escenarios alternos: “Qué pasaría si el coche que viene a mi derecha se mete. Si doy volantazo le pego al de la izquierda o aviento al motociclista. Entonces mejor bajo mi velocidad y freno”. Adáptate, que por eso las jirafas almuerzan en lo alto. Abre tu mente a las posibilidades y percibe siempre todo lo que te rodea. Manejar es hacerlo con los cinco sentidos, no sólo con las manos.

 

Lo que debes saber de la manejada

Aprende a cambiar una llanta sin necesidad de un hombre o ubica aspectos básicos de tu auto

La sociedad moderna es un universo femenino en movimiento, las mujeres de hoy son profesionistas, amas de casa, estudiantes, madres, esposas e hijas, entre otros. Van y vienen al volante de un automóvil gran parte del día para realizar sus variadas actividades. 

Las mexicanas que conducen, personal o profesionalmente, son incontables, pero todavía hay mitos sobre lo que puede o no hacer una mujer automovilista. Bridgestone tiene unos consejos para que las conductoras hagamos esa tarea de la manera más segura y cotidiana.

Saber cómo cambiar una llanta es de mucha utilidad, principalmente cuando viajas sola. Los 11 pasos a seguir por una mujer:

Cambio de neumáticos. Ubicar el vehículo en un lugar de piso firme y nivelado. Si ello no fuera posible, tratar de nivelar el vehículo.

1.- Gato, te permite alzar el carro al accionarlo manualmente con una palanca.

2. Coloca conos, balizas y luces de emergencia del vehículo.

3. De ser posible, coloca el gato sobre una base sólida.

4. Saca la rueda de refacción y colócala al lado del auto, junto a la que se cambiará. Así, si se cae el vehículo, no te lastimará y tendrás la posibilidad de volver a colocar el gato.

5. Afloja las tuercas de la rueda.

6. Levanta el auto con el gato.

7. Termina de aflojar los tornillos de la rueda y retírala.

8. Reemplázala por la rueda de refacción.

10. Retira el gato y reajústalo en la cajuela.

11. Guarda herramientas y llanta dañada.

 

Algo más…

¿Dónde ubicar los objetos personales? Es importante tener en cuenta la ubicación de los elementos que llevamos dentro del auto. 

Todos aquellos objetos que se encuentren en el interior, por más pequeños que sean, pueden llegar a ocasionar lesiones graves si el auto llegara a frenar bruscamente.

Es por eso que la cartera, celular y mochilas deben estar correctamente colocados en la guantera, cajuela y/o en los distintos compartimentos que el vehículo posea.

¿Tienes mascota?

Si se viaja con una mascota, hay que tener en cuenta que los animales no pueden ir sueltos, ya que si el vehículo se detiene violentamente con la mascota suelta, ésta podría salir proyectada por el vidrio delantero a alta velocidad. 

Para evitar que esto pueda suceder, los expertos recomiendan acudir a una veterinaria para adquirir los accesorios necesarios. 

Uno de los más comunes es el arnés, que permite que el animal viaje atado como si estuviera usando un cinturón de seguridad.

Ante una frenón brusco, los objetos que estén sueltos, por más pequeños que sean pueden duplicar su peso y ocasionar lesiones.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK