Del romance a la prisión

Olivia confió en el hombre del que se enamoró y terminó por ser involucrada en un delito que la llevó hasta una cárcel del estado de Chiapas
Arturo Ortiz Mayén
31/05/2014 - 03:00
Olivia y Alfredo son pareja sentimental, pero desde que se conocieron nunca han estado juntos por más de unas horas. 
Él está preso en la ciudad de México y ella, desde hace más de dos meses, en un reclusorio en Chiapas, donde fue a dar por ayudarlo a él.
 
En marzo de 2009, Olivia Ávila Sanabria conoció a Alfredo Isaac Ortiz Vázquez en el Reclusorio Sur.
 
Olivia había ido a visitar a su hermano Édgar, quien fue consignado por un robo y ahí trabó amistad con Alfredo, quien desde entonces ya purgaba una condena de 63 años de prisión por dos homicidios.
 
Durante los días de visita, el reo logró conquistar a Olivia, quien se había separado de su marido en el 2007. Así iniciaron una relación sentimental, que se alimentaba de llamadas telefónicas diarias y el escaso contacto que tenían durante los días de visita.
 
En noviembre de 2010, Alfredo fue trasladado a Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa, y ella continúo visitándolo. A principios de abril de 2013, en uno de esos encuentros, Alfredo le pidió que le diera su número de cuenta bancaria.
 
—¿Para qué la quieres?, dijo ella.
 
—Para un bisne, tú no preguntes, respondió.
 
En un pedazo de papel ella anotó los números y se los dejó sin saber que sería el primer paso que la llevaría a la cárcel.
 
El 16 de abril de ese año, fue día de visita y ella se presentó al reclusorio. Aunque no le comentó nada, sí le pareció extraño que se retirara en varias ocasiones a hablar por teléfono.
 
Cuando iba de regreso a su casa recibió una llamada de Alfredo, quien le dijo que pasara a una tienda Elektra a checar un depósito que le habían hecho por 100 mil pesos.
 
Al preguntar de qué era ese dinero, él reitero: “Ya te dije que es un bisne, chécalo y me avisas”.
 
En una tienda de electrodomésticos ubicada en la colonia Adolfo López Mateos, en Álvaro Obregón,  confirmó que tenía esa cantidad en su cuenta.
 
Después de recibir nuevas instrucciones de Alfredo, al día siguiente depositó diferentes sumas en otras cinco cuentas bancarias.
 
“Le dije que no siguiera usando mi cuenta y él le dijo que no había problema y siguió haciendo depósitos de cantidades menores”.
 
La detienen en penal
 
A finales de febrero de este año, cuando estaba por entrar a Santa Martha Acatitla a dejarle 3 mil 420 pesos a su marido, fue interceptada por policías ministeriales de Chiapas, quienes le indicaron que estaba bajo investigación por varias extorsiones telefónicas.
 
Ávila Sanabria fue trasladada a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde fue puesta a disposición del Ministerio Público como parte de la averiguación previa 019FEIS/2013-04.
 
En ese expediente se detalla que el 16 de abril de 2013 un comerciante de Cintalapa fue víctima de una extorsión telefónica por parte de un sujeto que se hizo pasar por integrante del crimen organizado. A cambio de que no le hicieran daño a él o a sus familiares depositó 100 mil pesos en una cuenta bancaria.
 
Cuando los agentes de la Fiscalía Antisecuestro de Chiapas investigaron la extorsión, detectaron que la cuenta era del Distrito Federal y que el retiro del efectivo se hizo en la colonia Adolfo López Mateos, de la delegación Álvaro Obregón. A esa misma cuenta, otras víctimas de extorsión en el estado habían realizado al menos una decena de depósitos.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK