Ladrón bicentenario

Domingo Antonio Cárdenas Angulo, mejor conocido como “El Susanito” comenzó su carrera delictiva en la década de los años 50, desde ese entonces ha pasado por todas las cárceles de la ciudad
Arturo Ortiz Mayén
25/06/2015 - 06:00

Con una  larga carrera delictiva, Domingo Antonio Cárdenas Angulo, “El Susanito”, es de los pocos que conoció todas las cárceles  de la ciudad, incluido el extinto Palacio Negro de Lecumberri, donde cayó en 1956.

La última vez que lo detuvieron, a sus 75 años, “El Susanito” o “El Abuelo” comandaba una banda de carteristas que operaba en el Metro. Llevaba más de un año robando a pasajeros junto con nuevos cómplices, a los que les mostró algunas de sus técnicas aprendidas durante medio siglo de vida.

Vestido siempre con camisa de manga larga, una chamarra en mano y sus inseparables lentes, “El Susanito” no era visto como un riesgo por los usuarios del Metro, quienes no creerían que un adulto mayor sería capaz de robarles la cartera.

Sin embargo, ese hombre de aspecto inofensivo, llevaba para ese momento siete ingresos a prisión. 

Larga historia delictiva. En 1956, cuando don Susanito tenía 22 años, fue descubierto mientras aplicaba a un hombre el “dos de bastos", como se le conoce a la maña de sacar la cartera sólo con dos dedos, sin que la víctima se de cuenta.

Por ese descuido fue llevado a Lecumberri, donde pasó un par de años. A su salida, Cárdenas Ángulo volvió a las andadas, aunque combinó su afán delictivo con un trabajo como obrero.

Según relató en su momento, lo que ganaba no era suficiente y por eso cada que necesitaba se dirigía al tranvía y ahí aprovechaba para robar a los usuarios. Durante más de una década lo hizo así sin ser detenido.

Con la inauguración del Metro en 1969 se abrieron nuevas posibilidades para don Susanito, quien encontró en este  medio de transporte un nuevo “mercado”.

Alternaba entonces las paradas del tranvía con las estaciones del Metro y aunque robaba con frecuencia, lo mismo que obtenía se lo gastaba: nunca acumuló bienes.

Durante más de 20 años don Susanito logró evadir a la policía. En el registro penitenciario de la ciudad no se encuentra otro ingreso  de Cárdenas Ángulo sino hasta 1994, cuando de nueva cuenta fue a la cárcel por robo a transeúnte.

Aunque salió meses después, “El Susanito” fue aprehendido otra vez en 1996.

Parece que perdió su toque para efectuar sus atracos, pues los siguientes ingresos fueron de manera consecutiva: 2005, 2006, 2008 y 2009.

Cayó en todos los reclusorios, en algunos más de una vez, según refirieron autoridades de la Procuraduría capitalina.

En estos ingresos, “El Susanito” reclutó a los otros miembros de su última banda, Julio César Castillo Vázquez, “El Jarocho” y  Federico Ugalde Bernal, “El Tapón”. Benito Flores Maya, “El Negro”, era su vecino en la colonia Moctezuma y lo invitó porque se le hizo un hombre de confianza.

En abril de 2009, “El Susanito” y sus cómplices fueron detenidos en la estación de Autobuses del Norte en la línea 5 del Metro luego de que una joven los denunció como los mismos que la acababan de asaltar.

Aunque fue ingresado a prisión, meses después fue obtuvo su libertad. Desde entonces no se ha vuelto a saber de él.

Arturo Ortiz Mayén

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK