Cae matón 20 años después

Deja de usar su nombre para trámites legales y logra pasar desapercibido dos décadas tras asesinar a un hombre
Arturo Ortiz Mayén
24/03/2016 - 05:00

Veinte años después de haber asesinado a un hombre, Óscar Alcudia Trujillo cometió un error que llevó a la policía a dar con su paradero: tramitó una licencia a su nombre confiado en que su delito ya había prescrito. 

Durante todo el tiempo que estuvo prófugo, Alcudia Trujillo no usó su nombre para ningún asunto legal. El consultorio dental que puso con su esposa quedó a su nombre, la casa y la camioneta que compró también.

Llevaba 10 años viviendo en Cancún, donde había iniciado una nueva vida. Todo parecía ir bien hasta que el 5 de marzo pasado, agentes de la Procuraduría capitalina que se trasladaron a Quintana Roo, le cerraron el paso en las calles de Tanlum y Yobain, en la Súper Manzana 58. Iba en su Hyundai Tucson GLS de color gris, acompañado por su esposa e hija. Al escuchar que eran policías trató de huir, pero no lo logró.

Horas después, lo trajeron de regreso a la Ciudad de México para responder por un homicidio que cometió el 20 de diciembre de 1992.

Se alteró y disparó

La madrugada de ese día, aproximadamente a las 2:00 horas, Óscar Alcudia Trujillo llegó a bordo de su auto a la calle de Elpidio Canales, en la colonia Santa Martha Acatitla, donde vivía.

Sin embargo, no pudo ingresar con su auto debido a que los vecinos realizaban una fiesta y habían cerrado la calle impidiéndole el paso. Esto molestó al probable responsable, quien les reclamó a los organizadores de la fiesta. Óscar dejó su auto a una cuadra de su domicilio, ingresó a su vivienda y desde una ventana estuvo observando el momento en que los invitados se comenzaban a retirar.

En ese momento tomó una pistola, subió a la azotea de su casa y comenzó a dispararle a las personas que aún permanecían en la calle; hirió a Eloy Galicia González y a Roberto Galicia Torres.

 Pero mató   a Rafael Galicia González, quien contaba con una edad aproximada de 25 años.

Escondido con su familia

Después de disparar, el hombre salió corriendo de su casa, subió a su vehículo y huyó. Primero se refugió en el municipio de Comalcalco, en Tabasco, de donde es originario y donde estuvo solo algunos años con sus familiares.

Posteriormente se trasladó a Mérida, sin embargo, dijo que no le gusto el clima, por el intenso calor. Finalmente asentó su domicilio en Cancún, Quintana Roo, en donde ya llevaba 10 años en compañía de su esposa e hijos. Ahí puso un consultorio dental. A finales de 2015 buscó un abogado para consultarlo sobre su situación, pues sabía que tras huir un juez giró una orden de aprehensión en su contra por homicidio y lesiones. Ese abogado presuntamente le dijo que su delito ya había prescrito y no podrían detenerlo.

A finales de enero pasado, Óscar Alcudia acudió a solicitar su licencia de conducir y proporcionó sus datos y domicilio actual. Agentes de la Fiscalía de Mandamientos Judiciales que regularmente solicitan información a diversas instituciones públicas y privadas sobre presuntos responsables, detectó la ubicación de Óscar Alcudia, por lo que un grupo se trasladó a Cancún para verificar la información.

Realizaron vigilancias 

en su domicilio y   consultorio. Finalmente, el 5 de marzo lo capturaron. Óscar Alcudia Trujillo  fue entregado al juez 24 penal con sede en el Reclusorio Oriente, quien quedó a cargo de su proceso. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK