Demasiado tarde

Ximena murió a causa de la severa desnutrición que padecía, su madre la llevó a un hospital donde no lograron salvar su vida
Arturo Ortiz Mayén
23/08/2014 - 03:30
Miriam dejó morir a su hija. Cuando la llevó al hospital Pediátrico de Azcapotzalco ya era demasiado tarde.
 
Los médicos que atendieron a Alicia Ximena, de 9 años, se dieron cuenta de inmediato de que la menor, quien padecía parálisis cerebral, estaba en malas condiciones.
 
Según el reporte médico que fue entregado a la Procuraduría capitalina, la niña ingresó al área de urgencias el pasado 31 de julio a las 9:50 horas.
 
La descripción de las lesiones que fueron asentadas en la notificación médico legal no dejaban lugar a dudas de la gravedad de la situación: “Desnutrición severa, escaras y cicatrices de apoyo en tronco y extremidades”.
 
Alicia Ximena llevaba puesto un pañal y sus condiciones de higiene eran mínimas, por lo que el diagnóstico fue maltrato infantil por omisión de cuidados.
 
Así lo informaron los médicos a las autoridades de la PGJDF, indicando que por su naturaleza esas lesiones ponían en riesgo su vida.
 
Tras recibir la notificación, la Fiscalía en Azcapotzalco inició la averiguación previa FAZ/AZ-1/T3/01183/14-07 y envió a un par de agentes de la Policía de Investigación a buscar a la madre de la menor. La encontraron en la sala de espera del hospital. 
 
Miriam, de 29 años, quien tiene su domicilio en la colonia San Lorenzo Tlaltenango, en la delegación Miguel Hidalgo, les dijo que ella se hacía cargo del cuidado de su hija y que en ocasiones le ayudaba su mamá.
 
Explicó que por falta de dinero en ocasiones no la podía alimentar bien. 
 
Señaló que cuando conseguían dinero, debido a algún trabajo temporal o la caridad de sus vecinos,  le daba un plato de frijoles o de lentejas con dos tortillas. Por las mañanas trataba de darle leche.
 
Les dijo que no la bañaba con regularidad debido a que se terminaba el gas y a veces pasaban varios días antes de comprar otro tanque.
 
La menor pasaba la mayor parte del día acostada en una cama, compartiendo el cuarto con su mamá. El 31 de julio pasado por la mañana Miriam vio muy mal a su hija.
 
“Tenía la vista perdida, ya no hablaba, incluso mi mamá —de nombre Ofelia— ya no alcanzó a darle su mamila con leche, que es lo que desayunaba algunas veces”, declaró.
 
Al ver que no reaccionaba decidieron llevarla al hospital Pediátrico, donde de inmediato fue atendida, ocupando la cama “c” del área de urgencias. 
 
Sin embargo, los cuidados llegaron muy tarde. A las dos de la madrugada del pasado 1 de agosto la menor falleció a causa de la deshidratación y desnutrición severa que presentaba. 
 
Su deceso fue informado al Ministerio Público, que modificó el delito, por el que se inició la averiguación previa por el de homicidio doloso por otras causas. 
 
Miriam fue detenida por no brindarle los cuidados adecuados a su hija y consignada ante un juez penal.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK