Robo frustrado

Termina presunto asaltante en la cárcel, ya que fue visto por un par de agentes justo cuando atracaba a su víctima
Arturo Ortiz Mayén
21/04/2016 - 05:00

SANTIAGO Valenzuela Oyervides estaba decidido a asaltar a un transeúnte. Lo vio desde que salió de su casa, lo siguió por algunos instantes hasta que lo interceptó.

El primer intento lo falló, pues cuando estaba a punto de sacar la pistola que llevaba guardada en una mochila se acercó una pareja que llevaba a unos niños. Esperó unos segundos más y cuando los testigos se marcharon retomó su plan.

Dudó porque a unos 70 metros de distancia del sitio donde estaba él y su víctima, estaban dos hombres que llevaban papeles en las manos y tocaban una puerta.

Los cuatro estaban en la Cerrada de Cuauhtémoc, esquina con Acueducto, en el pueblo de San Gregorio Atlapulco, en la delegación Xochimilco. Aparentemente Santiago Valenzuela decidió que no esperaría más y empuñó la pistola.

“Dame tus cosas cabrón”, le ordenó a su víctima, quien al ver el cañón del arma calibre 9 milímetros, sacó su teléfono celular y dos mil 300 pesos con los que haría un pago en un banco.

En ese momento, uno de los dos hombres que esperaban a que les abrieran la puerta, volteó y alcanzó a ver el momento en que la víctima era sometida. Esos dos hombres  eran agentes de la Policía de Investigación de la Procuraduría capitalina que habían acudido a esa vivienda a entregar un citatorio.

De inmediato, los policías se acercaron a donde estaban el ladrón y su víctima.

“¡Policía de Investigación, baje el arma!”, gritó el agente José Antonio Pérez; su compañero,  Francisco Betancourt, venía detrás. Santiago Valenzuela colocó a su víctima frente a él a manera de escudo y lo empujó hacia el agente para correr.

José Antonio Pérez fue tras de él y al intentar someterlo, Santiago Valenzuela le disparó y lo hirió en un brazo.

Al ver aquello, su compañero le gritó que se detuviera mientras empuñaba su arma.

El ladrón se colocó detrás de un automóvil Volkswagen sedan y continuó disparando. Desde el piso, el agente herido activó su arma en dos ocasiones, su compañero lo hizo en una ocasión más hacia donde estaba el atacante, quien cayó de espaldas.

Ahí fue detenido Santiago Valenzuela. El arma con la que había disparado fue asegurada.

Tanto el presunto delincuente como el policía fueron hospitalizados. El Ministerio Público de la Coordinación Xochimilco 2 esperó a que lo dieran de alta para consignarlo al Reclusorio Sur.

A pesar de que se cree que Santiago Velázquez está implicado en otros robos, no contaba con antecedentes penales ni figuraba en otras averiguaciones previas.  Se espera que en unas semanas su sentencia esté lista, pues aceptó someterse a un juicio de tipo sumario.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK