No olvidaron su rostro

La actitud violenta con la que actuaba "El Burundanga", puso al descubierto un crimen que había cometido meses antes
Arturo Ortiz Mayén
14/06/2014 - 05:00
“Tú eres policía y vas a valer madre”, le dijo Juan Carlos González Benítez, El Burundanga, al agente de la Procuraduría capitalina Hugo Lozano Keymolen.
 
El policía, con pistola en mano, le pidió que se controlara y se retirara. El Burundanga, quien estaba acompañado de otros hombres y de su esposa, no hizo caso y caminó detrás del agente, quien esa noche del 15 de marzo pasado estaba en sandalias.
 
Al darle alcance en la Calle 7, esquina con Calle 18, en la colonia Olivar del Conde, en Álvaro Obregón,  lo despojaron de su arma de cargo a golpes y cuando estaba en el suelo González Benítez le disparó en la cabeza. Tras la detonación todos huyeron. 
 
En el camino, el agresor realizó varios disparos más, uno de ellos se impactó en el coche de la esposa del policía, quien había salido a buscarlo.
 
Al cesar los balazos la mujer se bajó y alcanzó a ver al agresor. Después corrió hacia donde estaba su marido. Cuando llegó, la suegra del agente le sostenía la cabeza entre sus brazos. 
 
Paramédicos lo llevaron primero al hospital Fernando Quiroz, donde no lo recibieron por no contar con el equipo médico necesario. Después lo llevaron a un hospital de la Cruz Roja, donde tampoco fue atendido. Finalmente fue internado en Xoco, donde se dio inició a la averiguación previa FBJ/H3/T2/0107/14-03 por homicidio en grado de tentativa.
 
Después de permanecer internado durante varias semanas, el policía —adscrito a la Fiscalía Desconcentrada en Iztapalapa— logró sobrevivir y ahora se recupera en casa.
 
CAYÓ POR GOLPEADOR
El 11 de mayo, la esposa del agente fue notificada por policías de investigación que el probable responsable de atentar contra la vida de su marido había sido detenido en la colonia Ex Hipódromo de Peralvillo.
 
La esposa del agente se presentó a la Coordinación Territorial Cuauhtémoc 1, donde al ver a  Juan Carlos González Benítez lo identificó como el mismo sujeto que atacó a su marido la noche del 15 de marzo.
 
Ahí se enteró que lo habían detenido por golpear a su esposa en su vivienda en la calzada de La Ronda. En el Ministerio Público  se descubrió además que el detenido estuvo preso en el 2009 en el Reclusorio Norte por robo y que actualmente se dedicaba al robo a transeúntes. 
 
La mujer explicó que la noche del ataque su esposo acababa de llegar a su casa en la colonia Olivar del Conde, en Álvaro Obregón.
 
Se quitó los zapatos y se puso cómodo mientras esperaba la cena. Sin embargo, al escuchar gritos y ruido ella le sugirió al agente meter el auto a la cochera para evitar que lo dañaran.
 
Hugo Lozano Keymolen salió a mover el auto, pero se percató que el ruido era originado por varios sujetos que estaban golpeando a un tío de su esposa.
 
El policía tomó su arma y lanzó dos disparos al aire para dispersar a los rijosos, pero éstos se le fueron encima. Al estar rodeado por ellos uno le dijo: “Tú eres policía y vas a valer madre”.
 
El agente, quien ha enfrentado una larga recuperación, dice no recordar lo que sucedió.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK