Obsesión ardiente

Cuando Carlos se quedó sin el amor de su novia decidió atacarla con saña y quitarle la vida
Arturo Ortiz Mayén
14/05/2015 - 04:00
Después de convencerla para que lo viera por última vez, la atacó sexualmente, le dejó caer dos rocas en la cabeza y finalmente le vació un bote de solvente en la cara y le prendió fuego. Así, el rostro de Zeltzin, de 22 años, poco a poco fue tomando la forma del carcomido corazón de Carlos: negro, chamuscado e irreconocible.La joven se retorció en el suelo en medio de gritos de dolor y desesperación,  rodó para apagar las llamas que consumían su rostro y brazos. Sin fuerza para lograrlo se desmayó. Carlos la vio inmóvil. Le pareció que no respiraba y, creyendo que había consumado su crimen, escapó. Compra El Gráfico y descubre esta historia en tu edición impresa de hoy. 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK