Con plomo defiende territorio

Acribilla ‘El Caruso’ a una pareja que estaba dentro de un auto y balea también a un testigo en la colonia Prohogar, en Azcapotzalco
Arturo Ortiz Mayén
10/03/2016 - 05:00

Fueron  28 balazos los que Juan Carlos Real González, ‘El Caruso’ y uno de sus cómplices dispararon contra dos hombres que estaban dentro de un automóvil Jetta, estacionado en la calle de la colonia Prohogar en Azcapotzalco.

‘El Caruso’ disparó los últimos dos tiros a un testigo del ataque que lo alcanzó a ver desde la ventana de una casa. Los dos anteriores fueron con los que remató a su rival quien estaba tirado en el suelo.

Después, Juan Carlos Real y su cómplice huyeron dejando tras de sí, en la Calle 12, un hombre muerto, otro herido, un coche perforado por las balas y 28 casquillos esparcidos: 23 eran del arma de ‘El Caruso’, una 9 milímetros que había usado antes en otros crímenes.

La noche del 9 de junio de 2015, las víctimas de ‘El Caruso’ platicaban dentro de un Jetta.

Eran presuntos narcomenudistas que le disputaban a ‘El Caruso’ la venta de droga en la colonia Prohogar. 

Y aunque Osvaldo Francisco Miranda Ibáñez y Jorge David Ángeles Avilés, sus víctimas, tenían consigo una pistola no les dio tiempo de usarla.

En la balacera, Osvaldo Francisco recibió impactos en la cabeza, el hombro y en los brazos. Su acompañante resultó herido en una pierna, en el abdomen y un brazo.

Cuando los policías preventivos llegaron al lugar encontraron junto a la puerta trasera del auto, la cual estaba abierta, a Francisco Osvaldo. Metros adelante, entre dos vehículos mal estacionados estaba David Ángeles, quien  buscó resguardarse ahí.

Al revisar el coche, encontraron en el asiento del copiloto, una pistola tipo escuadra marca Smith & Wesson calibre 9 milímetros, así como un teléfono celular cerca de los pedales del coche.

Un testigo les dijo que desde su ventana alcanzó a ver a un sujeto apodado ‘El Caruso’ cuando le disparaba a su cuñado Osvaldo Francisco. Le gritó para tratar de ahuyentarlo, pero el atacante le disparó en dos ocasiones sin lograr darle.

El 31 de julio del 2015, Juan Carlos Real González, cometió otro crimen. Testigos lo vieron llegar a la calle Poniente 122 y cerrada del Maíz, en la colonia Las Salinas en Azcapotzalco. Ahí, alrededor de las 22:00 horas asesinó a José Luis Mata Cecilio cuando se encontraba fuera de su hogar.

Para ese momento los resultados del laboratorio de balística de la procuraduría capitalina estaban listos. 

El análisis de los casquillos encontrados en las dos escenas del crimen, arrojó que el arma 9 milímetros que los disparó estaba involucrada en otras seis averiguaciones previas por homicidio y tentativa de homicidio en otras delegaciones. En uno de los casos, el 28 de enero de ese mismo año, ‘El Caruso’, atacó a un adolescente en la colonia Coltongo, en Azcapotzalco.

Según la investigación, su víctima platicaba con otra persona cuando Juan Carlos llegó en un taxi, acompañado de una mujer.

Al ver al menor detuvo el auto y se acercó a él para dispararle. Después regresó al vehículo de alquiler donde lo esperaba la  mujer. El menor fue hospitalizado y aunque permaneció varias semanas internado, sobrevivió.

En todos los casos, el móvil aparente fueron venganzas relacionadas por narcomenudeo.

Al saber que los agentes de la Policía de Investigación le seguían los pasos, ‘El Caruso’ se refugió en una vivienda en  Gustavo A. Madero, donde el 10 de febrero pasado lo capturaron y fue consignado al reclusorio Norte. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK