Sin remordimientos

Un amor que parecía inocente y puro tuvo un violento final por los celos enfermizos de un joven que no dudó en acudir al funeral de su víctima
Arturo Ortiz Mayén
08/11/2014 - 03:00

Al llegar a la esquina con Pino la atacó. Ella se defendió, le mordió la mano con la que sostenía el arma. Después de zafarse, Daniel intensificó el ataque. Para confirmar que no viviría le clavó el cuchillo en el corazón.  Compra El Gráfico y descubre esta historia  en la edición impresa de hoy. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK