Viaje revelador

Gabriela encontró la pista para dar con el asesino de su hermano mientras trabajaba en un taxi
Arturo Ortiz Mayén
02/08/2014 - 05:00
Gabriela encontró la clave para resolver al asesinato de su hermano mientras trabajaba como taxista.
 
Al circular por el metro Pantitlán, una joven de unos 20 años abordó su vehículo y le pidió que la llevara a la colonia Jardín Balbuena, en Venustiano Carranza. Cuando apenas habían avanzado unas calles, la pasajera le preguntó: “¿Sabes quién mató a tu hermano perra?”. Asustada, Gabriela le dijo que no sabía de qué le hablaba.
 
“El Wences mató a tu hermano pinche perra y a ti también te va a matar”, le dijo antes de ordenarle que se detuviera para descender y escapar.  Tras recuperar la calma, Gabriela acudió ante las autoridades para indicarles lo que había pasado minutos antes.
 
El crimen
 
El 13 de julio de 2011, alrededor de las 16:00 horas, fue encontrado el cadáver de José Martín, de 39 años. Estaba dentro de bolsas de plástico, que fueron abandonadas en Río Churubusco, casi esquina con avenida Ignacio Zaragoza, en la colonia Agrícola Pantitlán, en Iztacalco.
 
Los peritos de la PGJDF que realizaron el levantamiento del cuerpo informaron que la víctima falleció por un traumatismo craneoencefálico y que presentaba golpes en la mayor parte del cuerpo.
 
Su cadáver estuvo durante varios días en calidad de desconocido hasta que descubrieron que sus rasgos fisonómicos correspondían con los de un tarjetón encontrado en un taxi abandonado en la colonia López Mateos, en Venustiano Carranza.
 
Durante la investigación, los agentes supieron que el 12 de julio de ese año, es decir un día antes del hallazgo del cadáver, José Martín fue sometido por varios hombres, quienes lo subieron por la fuerza a un vehículo blanco.
 
Los testigos dijeron que al hombre que se llevaron por la fuerza estaba acompañado por una mujer. Días después lograron ubicarla. Ella les contó que el homicida de José Martín era su marido Wenceslao Contreras García, El Wences. El mismo apodo que les había dado la hermana de la víctima.
 
Por celos
 
Liliana y José Martín se comunicaban diariamente a través de llamadas o mensajes de celular. Meses antes habían iniciado una relación sentimental, a pesar de que estaban casados. 
 
A principios de julio, Wenceslao Contreras descubrió los mensajes que su esposa y José Martín se enviaban y la encaró, pero ella dijo que no tenía nada que ver con él. Wenceslao comenzó a vigilarla y supo que su rival de amores era taxista.
 
 
Con ayuda de otros sujetos planeó su venganza. El 12 de julio su plan tomó forma al saber que su esposa se vería con su amante detrás de una escuela primaria en la colonia López Mateos.
 
Al encontrarlos juntos en el taxi sacaron por la fuerza a José Martín. “Ora si ya te cargó la chingada”, dijeron los atacantes antes de llevárselo. A golpes lo mataron y después tiraron su cadáver.
 
Hace unos días, a tres años del asesinato de José Martín, agentes de la Fiscalía de Homicidios capturaron a El Wences, quien ya fue ingresado a prisión. Sus cómplices aún están prófugos.
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK