Cómo logré dar pecho tres años

La lactancia ha entrado en el carril correcto, el de la información, la promoción y la valoración
Redacción
07/03/2016 - 05:00

10 elecciones que te pueden ayudar.

Por Claudia Lizaldi

Hoy más que nunca escuchamos, leemos y hablamos de lactancia, por fin se puso prioridad a un asunto que se había dejado en el archivo, sin la visibilidad necesaria, hoy por fin los pediatras (no, lo sé, no todos) pero un buen número dejaron de afirmar que sólo sirve 6 meses.

Es emocionante saber que la lactancia ha entrado en el carril correcto, el de la información, la promoción y la valoración, pero no podemos cantar victoria, las cifras son claras, en México sólo un 14% de las madres amamantan a sus hijos en un promedio de 6 meses,  http://www.cinu.mx/noticias/mundial/en-mexico-el-promedio-de-lacta/ en fin, mientras logramos que esto cambie y volver no sólo la mirada pero también la acción a la lactancia de estas 10 decisiones pueden ayudarte...

1. Cual AA decidí enfocarme al día a día "Sólo por hoy" no pensaba que va a pasar mañana... ¿podré?, ¿me saldrá?, ¿se seguirá llenando?, sólo importaba el presente, eso hacia cada día de la experiencia un regalo.

2. Recibí con mucho gusto mi asesoría de lactancia de parte de mi Doula y de mi Partera. Si, hay un instinto natural que nos lleva a realizar la lactancia y los bebés llegan con ese reflejo en general, pero también hay mucho "ruido" al respecto y siempre será mejor que nos dejemos guiar en un principio.

3. No escuché a nadie más; una vez que me empoderé con mi lactancia y mi experiencia, sólo contaban las necesidades de Iam, mi hijo y las mías.

4. Me di permiso de sentirme cansada, de aceptar mi agotamiento, de rendirme y volver a empezar, de ser humana, no 'Súper Mamá', sólo una Mamá tratando de hacer lo mejor posible.

5. Acepté mi cuerpo con sus cambios, es increíble cuanto pueden cambiar nuestros senos, a los 4 meses empecé a ver estrías y por supuesto que me apaniqué, pero me rendí y decidí que entre conservarme sin estrías o alimentar la vida y vivir mi lactancia elegía lo segundo, de todas formas regresé a usar un aceite especial para embarazo y lactancia que había usado durante todo mi embarazo (Almendras, Cacao, Aceite de Coco y Vitamina E) y dió resultado, todo volvió a la normalidad, cambiaron mucho de todas formas, pero tres años después seguía con mi piel sin marcas, cuando empecé de nuevo la aventura de lactancia, con mi hija, sigo usando mi aceite mágico (ahora con jojoba, caléndula y aceite de chabacano).

6.  No dejé de leer del tema, todo lo que tenía disponible y que hablara de los beneficios de dar pecho era devorado por mis ojos... Leí leí y leí, no paré de empoderar mi experiencia.

7.  Cuando pasé el primer año de lactancia, pensando que era suficiente y que lo dejaría en cualquier momento me relajé más, me dejé llevar y escuché a Iam, pero bueno, para él poder seguir tomando pecho era un regalo y por supuesto que para mí también, gozamos tanto que no paramos y no paramos y de repente ya eran 2 años y medio, claro que al final toman un poco, a veces para dormir, a veces cuando se caen, y en fin, se vuelve un acompañamiento fascinante, como me dijo en algún momento mi Partera, mi amada Laura Cao: "El pecho es paz" y si, lo vivía y agradecía, el pecho es PAZ... Así llegamos a los 3 años.

8. Una de mis elecciones más importantes: NO ME IMPORTÓ JAMÁS mirada alguna, claro sí, en un principio tenía mi trapito y monísima, me tapaba, pero a los 4 meses Iam lo empujaba y entonces decidí que él tenía derecho a que se le respetara su hora de comida cualquiera que esta fuera así es que empecé por respetarla yo, para mi sorpresa en general, encontré y sigo encontrando ahora en mi segunda oportunidad de dar pecho miradas de respeto y de complicidad.

9.  No puse horarios, siempre dí pecho a libre demanda, es fascinante que eventualmente los horarios se van marcando solos y pueden cambiar sí, pero en general coinciden, y es así que la naturaleza muestra su bella perfección.

10. Comprometí a mi esposo, Eamonn se volvió tan apasionado de la lactancia como yo, y desde entonces ha sido mi más grande apoyo, decidimos juntos gozar de la aventura y lo logramos, hoy me encanta escucharlo hablar del tema, es un GRAN LACTIVISTA.

La lactancia es un asunto de toda la sociedad y nos toca a todos apoyarla desde todos los frentes, compartamos, informemos, informémonos, apoyemos, hagamos del tema lo que es un asunto de salud de importancia vital.

AMANDO SE ENTIENDE LA GENTE,
Claudia Lizaldi Mijares
@ClaudiaLizaldi

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK