LA BANQUETERA: “Helados con personalidad”

22/01/2016 - 10:12

(video cortesía YouTube)

Con ojitos de chocolate que dan vida a personajes de hielo, galletas de mantequilla en forma de pollitos, huellitas flotando en bebidas calientes y tiernos osos esponjosos, la dicha de comer en este local, no sólo deja un sabor dulce en la lengua, sino en el alma.

Las sonrisas aquí son más frecuentes que en otros lugares; no hay cliente que no salga satisfecho con una copa, un cono de helado con ojitos o con uno de sus famosos ositos de pan que reflejan toda una carismática personalidad.

Ilián Castañeda los sirve desde hace cuatro meses en la “Heladería Escandón”; un lugar que comenzó luego de que ella y su hermana Chris, decidieran emprender un negocio propio. Utilizando el buen gusto de Ilián como coordinadora de modas y la creatividad de Chris como artista visual, nació esta heladería de tintes vintage con gélidas creaciones que rayan en la modernidad.

En las paredes, juguetes y peluches de los años cincuenta son testigos de la magia que envuelve el acogedor local y que revive al niño interno de cada comensal, pues con crayones y hojas de estraza, los clientes pueden crear dibujos que se cuelgan en el refrigerador del lugar.

En sus sabores se encuentran recetas innovadoras que además de lucir como tiernas figuras, benefician al cuerpo. Así que además de los ordinarios como chocolate, vainilla y fresa, adornados con ojitos de chocolate blanco o negro, se preparan helados con plantas de temporada y hierbas de olor a los que llaman balsámicos.

Puedes elegir uno de bugambilias con queso mascarpone, que ayuda a combatir la gripa, el dolor de estómago y a la tosferina. El de limón con cedrón preparado especialmente para quienes padecen diabetes, o el de lavanda con vainilla, que tal como sucede con el vino, te deja un suave eco en el paladar con sabor a flores y que además te relaja desde la primera probada.

Si prefieres algo más coloquial, ve por el de Ferrero Rocher; un helado de con trocitos de chocolate que no te puedes perder.

Pero entre las deseadas y curiosas especialidades del lugar, los imperdibles de viernes, sábado y domingo, y por los que adultos, jóvenes y niños esperan ansiosos, son los ositos de helado. Una porción de pan coreano en forma de animalitos de colores, relleno con pasta de chocolate, que se calienta y queda blando y esponjoso, y se rellena con el helado de tu preferencia.

La hogaza es tan suavecita y tan linda que no querrás comértela. Además, puedes acompañar tu osito con galletas en forma de pollito que se desmoronan en la boca, o con una taza de chocolate oaxaqueño o de cacao tabasqueño, molido, espumoso y con una huellita de malvavisco flotando y deshaciéndose en su interior.

“Vengo muy seguido, soy cliente porque me gustan mucho los sabores de los helados. Hay uno de mango que me encantó pero lo que me gusta es que tienen sabores diferentes y los ositos también”. Griselda González

“Me gusta mucho la lavanda y pedí uno combinado con vainilla. El lugar es muy lindo, con juguetes viejos, colonia bonita. Ningún helado es empalagoso y podrías comer mucho sin ser molesto”. Larissa

Visítalos de lunes a sábados de 11:00 a.m a 8:00 p.m y domingos de 11:00 a.m a 6:00 p. sobre la calle José Martí #61-D, entre Revolución y Carlos B Zetina en la colonia Escandón.

Huevómetro: 5

Plato estrella: osos rellenos: pan coreano calientito con relleno de chocolate y adornado con una bola de helado del sabor de tu preferencia.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK