Tacos que te traerán de cabeza

7 fotos
Los hay de tripa rosadita y preparada sin grasa, pero con sazón; de cachete suave pero generoso; de ojo, de lengua, y de maciza, fácil de masticar
Paola Ascencio
13/05/2016 - 06:02

El ingrediente principal de estos tacos es la perseverancia. Claro, la paciencia no puede quedarse atrás. Así lo cuenta Francisco Ruiz, quien desde hace 15 años se convirtió en el dueño de una de los puestos banqueteros más populares de la colonia Roma: Tacos de cabeza Lolita.

De contador a taquero, este hombre, quien ahora tiene 67 años cuenta que su negocio comenzó cuando su local de impresiones quebró. Era 1995 cuando la crisis que azotó la economía mexicana rompió la esperanza y las finanzas de Don Paco, por eso comenzó a idear proyectos para salir adelante.

Luego de un par de años de inestabilidad, la idea de la taquería surgió mientras comía tacos de cabeza. Ahí parado en un local, con un plato entre sus manos, viendo a un taquero machetear el ojo, la tripa y bañando con salsa un taco de cachete, su hijo le propuso venderlos. De porqué Don Paco decidió aceptar, aún no lo sabe, lo que sí sabe es que desde ese momento se dedicó a aprender a preparar la carne.

Dice que los meses trabajando como chalán dentro del local de sus tacos de cabeza favoritos lo formaron como taquero, así que tras un tiempo, abrió su negocio sobre un puesto de metal, mejoró la receta y creó sus propias salsas.

Hoy en su puesto banquetero, la gente no se hace esperar. Ansiosos frente a la humareda de vapor que esconde un delicioso olor a carne cocida y mirando las montañas de carne cabeza de res separadas por secciones, se deleitan antes de degustar cualquiera de sus tacos o de sus grandes especialidades.

Los hay de tripa rosadita y preparada sin grasa, pero con sazón; de cachete suave pero generoso; de ojo, de lengua, y de maciza, fácil de masticar. Todos cubiertos con su respectiva verdura partida en cuadritos, que incluye cebolla y cilantro, y un baño de limón. La salsa es opcional, la hay verde que le da un sabor a tomate con chile cuaresmeño, o roja, para los que les gusta sentir un ardiente picazón.

Aquí las especialidades son únicas y llevan nombres creativos. Así que puedes encontrar al niño pobre un taco que combina la maciza con tripa, el jarocho, que sirve lo mejor del ojo con trocitos de tripa jugosita, o el suspiro de monja, una mezcla de pedazos de maciza, tripa y lengua. Pero la estrella de la casa está en el abogado: un plato que sirve una lengua regordeta y tierna, sobre una cama de sesos sudaditos, se envuelve en tortilla de maíz y se baña en cilantro, cebolla, limón y la salsa especial de la casa.

“La atención es muy buena, los tacos saben muy ricos, siempre están calientitos y están cerca de mi casa”. Gerardo Alamilla.

“Los recomiendo porque son muy ricos, tienen muy buena disposición para atender y hoy tengo mucha hambre”. Martín Rodríguez.

Visítalos de lunes a domingo de 2:00 p.m a 11:00 p.m (y por no circula hasta la 1:00 a.m) sobre la calle Morelia esquina Colima, en el puesto de lona verde, en la colonia Roma Norte.

Huevómetro: 5 estrellas

Plato estrella: El abogado: un taco que combina una lengua suavecita y regordeta sobre una cama de sesos.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK