Éntrale a las kekas

Disfruta de una rica variedad de quesadillas, tacos, sopes, pambazos y garnachas
Paola Ascencio
01/07/2016 - 09:00

Rodeada de restaurantes, cafés y otros negocios, la calle Parroquia, en la colonia Del Valle, adoptó hace casi 50 años un negocio familiar de banqueta. Su nombre es Kekas Parroquia, y aunque el esquema tradicional de quesadillas callejeras de comal, protegidas por una lona, no parece algo espectacular, su sabor es emblemático. 

Aquellos quienes conocen la colonia Del Valle saben que el comer callejero es un deleite poco visto, por eso Kekas Parroquia es un placer gastronómico que se ha vuelto legendario por las noches. 

Su historia se remonta a 1966 cuando el tianguis de la colonia Del Valle Sur acogió las preparaciones de Georgina Islas. Para ello, Georgina elaboraba su propia masa, una receta familiar que combinaba lo consistente de la masa de maíz con la suavidad de una masa preparada con harina de trigo. 

Cocinando por 30 años típicas quesadillas de queso, pollo y carne de res, sopes tradicionales y tacos rellenos de carne, cada fin de semana, sus garnachas adquirieron clientes recurrentes; y es que la masa con la que preparan sus antojitos fritos, adquiere una textura tierna y agradable al paladar, pero que cruje cuando la muerdes. No es grasosa, al contrario, a pesar de ser frita, se infla sin guardar aceite. 

Después de veinte años, el negocio pasó a segunda generación y se estableció entre semana en Parroquia. 

Hoy, el changarro lo atiende Luis Martínez, hijo de Georgina, quien en compañía de sus tíos, sigue ofreciendo las clásicas quesadillas. Agregó gorditas de chicharrón, pambazos, tostadas de pata, dos especialidades y dos tradicionales salsas que estremecen tu lengua. 

A pesar de ser un puesto banquetero rodeado por restaurantes variados, los clientes prefieren comer en la calle. Cerca de veinte comensales arriban diariamente para probar las garnachas que conquistan entre guisados como huitlacoche, picadillo, flor o chicharrón. También hay de carne deshebrada; la de papa, que es un puré grumoso que se deshace en la boca; y la de queso, una de las más pedidas por su textura flexible que se estira entre hilos derretidos sabor a leche. 

De sus nuevos guisados puedes escoger el volcán; una tortilla cubierta con frijoles caseros aguados, tapizada con cuadritos de cebolla, queso rallado y salsa roja de chile morita con habanero, o verde, de jalapeño, y se envuelve en una capa de queso fundido con carne; o la gran especialidad: la memela, una tortilla crujiente rellena de frijoles aguados con salsa de la casa, cuadritos de cebolla y queso, que además lleva chicharrón crujiente encima. No se ve grande en proporción, pero ¡quedarás satisfecho! 

Quesadilla de queso o la memela. Una tortilla crujiente rellena de frijoles aguados, con salsa, queso, cebolla y una montaña de chicharrón.

¿Dónde?

Visítalos de lunes a viernes, de 7:00 pm a 10:30 pm, sobre la calle Adolfo Prieto, esquina con Parroquia, y sábados, de 8:00 am a 4:00 pm, en el tianguis de enfrente, en la colonia Del Valle. 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK