Disfruta la vida con intensidad

Evelyn no se deja vencer ni pierde las esperanzas
Astrid Sánchez
25/02/2016 - 12:01

EVELYN lleva 10 años luchando contra la y contra todos sus miedos. Desde que supo su diagnóstico comenzó una batalla que paso a paso ha ido ganando. 

A pesar de que la enfermedad es crónica y con el paso del tiempo ha afectado la movilidad y el lenguaje, Evelyn no se deja vencer ni pierde las esperanzas. 

No hay retorno. Sus piernas no volverán a correr, ni hacer el spinning y el pilates que tanto disfrutaba en su juventud, pero a cambio sabe que su cuerpo está resistiendo las secuelas y aún es capaz de cumplir muchos sueños. 

Dar conferencias, el primero de ellos, el más difícil y el que le abrió la puerta para crear una lista interminable de “cosas por cumplir”. 

La oportunidad se la dio su amigo Lalo Ayala, quien, con ayuda de su novia Wendy, tuvo la idea de comenzar un proyecto de conferencias para contar sus experiencias después de que la discapacidad llegó a sus vidas. 

“Siempre quise dar conferencias porque mi sueño era poder hablar en público, al principio fue muy difícil porque soy muy chillona, pero ya me estoy controlando”, presume Evelyn Márquez, integrante de Saca Provecho de tu Adversidad. 

El primer paso fue plantarse en un escenario, El Gran Salón Del Valle, espacio que les fue prestado para dar conferencias una vez al mes. 

Ahí contó por primera vez al público sus experiencias a partir de la aparición de la esclerosis en su vida. También ahí contó que uno de sus más grandes sueños era aventarse de un paracaídas... Ahí mismo alguien le ofreció cumplir su sueño y, de pronto, ya estaba arriba de una avioneta lista para saltar. 

“Ves la inmensidad del mundo y te sientes una cositita, vi todo, lo disfruté, sentí el aire y dije ‘yo soy parte de este mundo’”, comenta. 

YA NO APLAZA MÁS EL  TÍTULO. A partir de ese momento el mundo se abrió para Evelyn y ahora que sabe que puede lograr todo lo que se proponga ha puesto en su lista de pendientes su título universitario. Evelyn estudió Derecho en la UNAM y sólo falta el papel que haga válida su licenciatura.

También ella sueña con escribir un libro y de la mano de Wendy y Lalo comenzará a elaborarlo. 

Su hija Natalia forma parte de todo su crecimiento, su aprendizaje y comparte sus sueños. 

“Quiere ser chef porque sabe que algún día fue mi más grande sueño”, asegura. 

Natalia, de 16 años, sigue los pasos de su madre hasta en las aventuras, también se aventó del paracaídas después de saber que Evelyn tuvo el valor de hacerlo. Es una mujer fuerte, el pilar de Evelyn, su amiga, su cómplice. 

“Vamos a aprender italiano porque yo quiero conocer a un italiano guapo y joven”, comenta entre risas. 

Evelyn ha conseguido la seguridad y confianza para esperar un futuro prometedor, su familia, sus amigos y las conferencias le han inyectado una fuerza para seguir soñando y avanzando.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK