Fantasía de leyenda

El destino permite que una mujer pueda conocer a fondo un extranjero llegado desde el Medio Oriente
Yudi Kravzov
24/05/2014 - 03:00

Las cosas entre nosotros se dieron rápido; nuestra comunicación no verbal era efectiva y maravillosa. Varias veces tocó mi cintura haciendo contacto y me invitó un capuchino cuando hicimos una pausa.

Sus palabras recorrieron mi cuerpo antes que sus manos. Acarició mi cuello, mis pómulos y puso mis labios en los suyos. Yo le propuse meternos a un hotel. Compra El Gráfico y descubre la historia competa en tu edición impresa de hoy.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK