Una chupada en la carretera

11/01/2017 - 05:00
 

Helena Danae

Hola, mis chulos, hoy vengo a presumirles que me fui el fin de semana con  Eva Davai  (twitter: @EvaDavai) a Querétaro,  estuvimos ahí con amigos y el buen Renato, normalmente no sé qué esperan que se haga  en una fiesta donde hay varios actores y actrices porno juntos. 

Tendremos una reunión próximamente en donde estarán varias amigas y amigos del medio, y una amiga mía fuera del ámbito me dijo: “¿Oye, y no se pone punk la situación entre tanta celebridad?”. Se refería a que de pronto la fiesta diera un giro de reunión a orgía, y pues la respuesta es no. A pesar de lo que se podría esperar,   nuestras reuniones son tan normales, bueno… la mayoría, sólo es beber, platicar, bailar o en mi caso hacer el intento, me gusta, pero no soy muy buena, divertirnos, en algunos casos hasta cocinar; el sexo no rige nuestras vidas y sabemos cómo, cuándo y dónde hacerlo y dónde no. 

En la reunión con  Eva  disfrutamos comida ucraniana, bebimos y hablamos mucho, creo que yo ya no tengo la misma condición de antes, a las cuatro  tuve que irme a la camita como la buena chica que soy, otros se quedaron  hasta el amanecer,  casi a  medio día, mis respetos por su condición. 

El año antepasado  hubo una reunión donde sabíamos que podíamos despilfarrar sensualidad, terminamos nalgueándonos a ver quién aguantaba más, muchas fotos con muchas chichis por todos lados, culos en tanga bailando en la sala, y algunas chicas demostrando sus habilidades para excitar a los hombres por medio de un baile sensual.

 Sé que tengo lectores que les gustaría   escuchar nuestras historias o pláticas,  saber cómo vivimos nuestros días y otros preferirían  ir a esas reuniones, donde se ven mujeres corriendo detrás de otras con las tetas de fuera y una cerveza en la mano. Yo disfruto de las dos. 

Es aquí donde les quiero preguntar ¿qué esperan de mí en este espacio que es para ustedes, sólo relatos eróticos o les gustaría que les contara también de mis actividades,  aunque no tengan nada de tema sexual?. Es bueno saberlo, para poder consentirlos un poco más, entonces ya saben a   dónde escribir sus sugerencias que, prometo, serán todas atendidas.

En otro tema,  camino a Querétaro,  me entraron las ganas indomables por bajarme los pantalones y los calzones, empinarme en el asiento del copiloto con mi culo apuntando hacia la ventana y comenzar a chupársela al conductor, así podría hacerlo feliz a él y a uno que otro camionero y trailero que pasara a nuestro lado. 

Debo admitir que dicha maniobra la intenté,  pero entendí varias cosas, que les voy a contar ahora:

Por ejemplo,  cuando empecé a mamársela,  mi cuerpo estorbaba un poco para que él hiciera los cambios de velocidades, aún así seguí chupando, pasaba mi lengua por su cabeza y movía mis nalgas como bailando al compás de la música, él me metía un dedo atrás y con el otro me masajeaba, hasta que tuvo que frenar y me di un pequeño golpe con el volante, en primera instancia, el carro debería ser automático para que sea más práctico,  pero prefiero no volver a intentarlo. Es poner en riesgo la situación,  además de que no llevas el cinturón de seguridad, y puede pasarles lo que a mí. 

Así que está descalificado, no más sexo oral en movimiento, primero la seguridad, aunque queda una  buena experiencia. Mejor nos paramos y abrimos las puertas para que no resultara tan obvio.

Y él  así parado, yo hincada y con un buen paisaje le doy su buena mamada. Hasta que me los eché todos en la boca o por qué no, en la cara. Entonces sí a seguir conduciendo con todos los estándares de seguridad. 

 Ya saben mis chulos que quiero leerlos en mi correo helenasexmex@outlook.com. Les mando besos súper húmedos y hasta el próximo miércoles.  

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK