Encuentro sorpresa

Sin planearlo, El Hijo del Santo arriesgó su incógnita en una pelea que él no había pactado
El Hijo del Santo
20/03/2015 - 04:30
Pasé como pude y entre fotos, empujones, porras y autógrafos me dirigí al vestidor, saludé a mis compañeros y ya en silencio me senté. Con las manos en mi cabeza medité y comprendí lo que estaba sucediendo.  Tendría que exponer mi máscara contra un luchador que yo no conocía;  no sabía si era peligroso, marrullero o experimentado. Mi corazón empezó a latir velozmente y me hice una serie de preguntas: ¿Qué pasará si me gana? ¿Y si pierdo la máscara? ¿Y si mejor me voy y le hago caso a Carlitos? ¡Dirán que soy un cobarde!  Entonces intenté serenarme y de esta manera deshacerme del profundo miedo que sentía en ese momento,  el cual se empezó a trasformarse en coraje al sentirme utilizado y abusado.  Compra El Gráfico y descubre esta historia en tu edición impresa de hoy.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK