Entre el ring y los escenarios

El Hijo del Santo descubre los secretos de Mascabrothers, quienes son hijos de un gladiador que enfrentó al legendario Enmascarado de Plata
El Hijo del Santo
05/09/2014 - 03:00
Conocí a Germán y a Freddy Ortega en un evento realizado en los Mascabrothers Show Center. Tiempo después invité a mi programa de radio a Germán y ahí conocí muchas cosas que me sorprendieron de estos dos talentosos hermanos y que quiero compartir con ustedes. 
 
No sé si ustedes estén de acuerdo conmigo en que muchas de las personas que hoy han alcanzado el éxito y son reconocidas y famosas tienen algo en común. 
 
La mayoría de los actores, deportistas, cantantes, periodistas y personas exitosas (aunque sean anónimas) han tenido una vida difícil desde su niñez. Quizá haya sido el sinuoso camino que han recorrido a lo largo de sus vidas lo que los ha hecho fuertes, trabajadores y perseverantes. Pero la mayoría de estos personajes coinciden en que los sueños y el decretar lo que se desea alcanzar son la base indispensable para conseguir  el éxito. 
 
Un ejemplo de esto son los hermanos Freddy y Germán Ortega,  Los Mascabrothers. Ellos crecieron con sus papás separados y vivieron momentos sumamente difíciles en su niñez. Nacieron en la ciudad de Puebla, dentro de una familia integrada por los hermanos Javier, Raúl, Freddy, Germán, Mauricio y la menor y única mujer, Hilda María. 
 
Cuando Germán nació, lamentablemente sus padres se divorciaron y Germán se separó de sus hermanos para irse a vivir a Veracruz con su madre y con sus abuelos y esto tuvo como consecuencia ser un niño sumamente solitario.
 
 Su mamá trabajaba en Veracruz como gerente del parque Cri-Cri,  y a pesar de su soledad y de todos los problemas familiares, Germán vivió  una infancia feliz. Era tal su necesidad de hacerse notar que se ponía a bailar, a cantar y así sus abuelos le ponían mayor atención.
 
Años después regresó a vivir a la ciudad de Puebla y ahí se reencontró con sus hermanos Freddy y Raúl y después con sus otros hermanos.  ¿Ustedes sabían, estimados lectores de El Gráfico, que nuestros grandes  amigos Germán y Freddy Ortega están ligados a la lucha libre desde que eran pequeños?
 
El primer contacto de Germán con la lucha libre fue a los 5 años de edad en la ciudad de Puebla y ahí vio por vez primera una función en la que  se presentaron los luchadores poblanos Gorila Osorio, El Hermoso Hércules (padre de Arturo Casco La Fiera)  y un luchador rudo al que Germán le tenía miedo,  de nombre El Profesor Dante, quien enfrentó en esa ocasión a El Santo. ¿Se imaginan quién es el Profesor Dante?
 
¡Cuando yo me enteré quién era  este luchador, verdaderamente me sorprendí mucho,  pues jamás imaginé que fuera el papá de Los Mascabrothers. ¡Sí! El papá de Germán y Freddy Ortega era, en sus años mozos,  luchador profesional. Sus hermanos mayores también eran luchadores y lo hacían bajo el nombre de Los Boxeadores Chinos y ellos fueron quienes le dijeron a Germán que su padre era luchador profesional. Entonces tenía 7 años de edad. 
 
Freddy y  Germán jamás entrenaron lucha libre,  pero Germán entrenaba taekwondo. Después, ambos hermanos iniciaron exitosa carrera artística como bailarines, actores y comediantes en la televisión poblana en un programa de nombre El Club de la Buena Suerte. Germán interpretaba a un personaje conocido como El Arlequín. 
 
Era tal su necesidad de crecer más como artistas que decidieron emigrar a  Estados Unidos en busca de un mayor éxito y fue en la ciudad de Miami en donde los personajes de La Jitomata y La Perejila los llevan a conquistar al público. 
Así que si no sabían que Germán y Freddy Ortega son hijos de... El Profesor Dante. Aquí ya se enteraron.
 
Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.
 
Facebook: HijodelSanto.Oficial Twitter: @ElHijodelSanto email: [email protected]
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK