Hay esperanza de encontrar a Abigail

Juana Zavala, madre de la joven, dice que las autoridades no han investigado el único indicio que se tiene, unos mensajes de WhatsApp
Lydiette Carrión
26/05/2015 - 03:00

La señora  Juana Zavala teme que se cumplan dos años de que su hija Abigail desapareció sin que las autoridades investiguen el único indicio que se tiene en todo este tiempo: unos mensajes de WhatsApp.

El 21 de agosto de 2013, Itzel Abigail Santiago Zavala, quien entonces tenía 20 años, salió de su casa en la colonia Verónica Castro, en Gustavo A. Madero.

No llevaba dinero ni equipaje, sólo la ropa que llevaba puesta y el celular, un aparato que por cierto era muy barato y no contaba con aplicaciones de mensajes de datos como el WhatsApp. Aquel día, Abigail no pensaba alejarse mucho de casa,  días antes la habían operado y todavía se encontraba en recuperación. Antes de salir le dijo a su madre Juana:

—Mi novio Antonio va a venir por mí.

Juana le pidió que no lo metiera a la casa. Abi —como todos la llaman— así lo prometió. 

El matrimonio salió de la casa antes de las cuatro. A su regreso, alrededor de las 10 de la noche, descubrieron que Abigail no regresaba todavía. Marcaron al celular, pero estaba apagado. Llamaron a su mejor amiga, Hilda, con quien la joven atendía un negocio de ropa interior en los tianguis. Hilda no sabía nada.

Al día siguiente los padres acudieron a la agencia 21 del MP de Cuautepec, en Gustavo A. Madero. No los atendieron, así que se trasladaron a CAPEA.

En CAPEA llamaron al novio para que declarara. Éste aseguró que la tarde del miércoles 21 de agosto se encontraba en Querétaro porque se le había descompuesto un auto. Desde entonces nadie lo ha llamado a declarar otra vez.

También en CAPEA le dijeron a la señora Juana que tramitara la sábana de llamadas de su hija con la compañía telefónica. Sin embargo, la empresa respondió que sólo podía entregar esa información si lo solicitaba un agente del Ministerio Público.

Al no encontrar respuesta en las autoridades locales, la familia acudió a la PGR. Ahí les ayudaron a tramitar los datos del celular, que en aquel entonces se mantenía apagado. 

La familia obtuvo la sábana de llamadas casi un año después de la desaparición de Abigail, entregó la información a las autoridades, pero “nunca investigaron los números”, reclama la señora Juana, a casi dos años de la desaparición de su hija. 

Pero la señora Juana nunca dejó de poner crédito al celular. “Al menos le ponía unos 20 pesos para que no cancelaran la línea, con la esperanza, ya sabe”. En diciembre pasado, una prima de Abigail se dio cuenta que el número de celular de Abi estaba registrado en WhatsApp. Le envió unos mensajes y alguien respondió: “Hola, ¿cómo estás?”. Pero nada más. Ningún indicio de que efectivamente se tratara de Abigail.

“La persona que está usando ese chip puede saber dónde está mi hija o qué pasó con ella”, dice Juana.

En aquel entonces la familia solicitó a las autoridades que se indagara sobre los mensajes: desde qué lugar fueron enviados. Han pasado casi cinco meses y no ha sido investigado.

LAS OTRAS BÚSQUEDAS. “Desafortunadamente, a dos años que va a cumplir, tengo que buscar a mi hija de todas las formas posibles”, agrega la madre. En los últimos meses solicitó a PGR y la Procuraduría capitalina que peinaran los cerros cercanos a la casa. Por suerte no encontraron nada. 

Ahora ha pedido al MP que lleva el caso en la Gustavo A. Madero, acceso a información forense de los cuerpos que podrían haber sido hallados en una laguna de aguas negras cercana a la casa, en Cuautepec. 

“Allá han encontrado cuerpos y yo les pedí que por favor pidieran la información de la fecha que mi hija desapareció. Nada menos la semana pasada encontraron a dos chicas. Se llevaron el oficio, pero no han contestado. Puros oficios, oficios, pero prácticamente nada se ha sabido en concreto, no hay ni una línea de investigación”.

Juana teme que llegue el segundo aniversario de la desaparición sin un solo indicio. “No sé nada de mi muchachita. Su cuarto sigue intacto. Dejé su ropa todo como ella lo dejó. espero el día en que llegue, el día en que ella aparezca”.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK