Sólo iba por unas copias

Una salida a la papelería provocó que Mariana se sumara a una lista de jóvenes que desaparecen en el municipio de Tecámac, en el estado de México
Lydiette Carrión
23/09/2014 - 03:00
Mariana Elizabeth Yáñez Reyes acaba de cumplir 18 años, el ciclo escolar anterior se graduó de la Vocacional 3. Antes de desaparecer llevaba unas semanas de haber ingresado a la licenciatura en Automatización y Control, en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del Politécnico.
 
Mariana es una chica alta, de tez morena clara, bonita y alegre; le gusta la música Heavy Metal, está enamorada de su novio —con quien lleva casi dos años de relación—; es buena estudiante, eligió una carrera compleja, en la que se requiere saber tanto de química y cálculo diferencial e integral, como de ciencias sociales.
 
El miércoles 17 de septiembre pasado, durante la tarde, estuvo chateando con su novio por Facebook. Poco antes de las 8 de la noche le dijo que saldría a la papelería por unas fotocopias.
 
Se despidió y luego avisó a su papá, Bernardo, que debía ir por copias. No traía celular, pues en los últimos días estaba fallando y justo el día anterior un compañero de la escuela se ofreció a repararlo. Salió de su casa. Debía caminar unas tres cuadras en la colonia Héroes Tecámac, sección Bosques. Probablemente dobló en la calle Bosques del Estado de México.
 
Era una caminata de 10 minutos. 
 
A las 10:40 de la noche llegó a casa la mamá de Mariana. Bernardo preguntó:
 
–¿Viene Mariana contigo?
 
–No —respondió desconcertada la madre. 
 
En ese momento comenzaron a buscarla.  Fueron a las cinco papelerías y cibercafés que hay en la zona. La mayoría estaban cerrados. No había rastro de Mariana. Nadie supo decir si la había visto o no. Peinaron la zona y pararon una patrulla. Los uniformados aseguraron que no se podía hacer nada hasta que pasaran 72 horas.
 
A las 3:20 de la madrugada del 18 de septiembre fue levantada la denuncia por la desaparición de la joven en la agencia del  Ministerio Público de Otumba.
 
Por la tarde del 18, Bernardo fue a la casa del novio de Mariana. El muchacho confirmó que Mariana le había dicho que saldría por fotocopias y proporcionó la contraseña de Facebook de su novia. La revisaron. No había nada inusual.
 
INTENTAN EXTORSIONAR A LA FAMILIA 
 
Para entonces los vecinos ya habían ayudado a pegar volantes en la zona. “Cometimos el error de poner nuestro teléfono personal”, explica Bernardo. El sábado, la familia recibió una llamada de extorsión. Pero información certera sobre el paradero de su hija, nada. 
 
–¿Ya revisaron las cámaras en la calle? –se le pregunta a Bernardo. Deja escapar una risa de amargura. 
 
–Ojalá hubiera cámaras, no hay. 
 
La única cámara de seguridad que han identificado es la de un cibercafé al que pudo haber ido Mariana. Pero el dueño está de viaje y la familia no ha tenido acceso. En las calles no han visto una sola cámara de seguridad. 
 
Desde hace dos años, padres de familia de Tecámac y áreas circundantes han denunciado la desaparición de jovencitas:
 
El 12 de abril de 2012, Luz del Carmen Miranda González, de entonces 13 años, desapareció del interior de su domicilio en una vecindad de la colonia Jardines de Morelos.
 
El 4 de diciembre de 2012, Jenifer Velázquez Navarro, de entonces 16 años, salió rumbo a la iglesia en Ojo de Agua, Tecámac.
 
El 5 de febrero de 2013, Lucía Joselín Robles Sánchez, de entonces 17 años, desapareció en los 250 metros que separan su casa de la estación del Mexibús Las Torres. 
 
El 25 de febrero de 2013, Arisbeth, de 15 años, fue secuestrada a punta de pistola en Santa María Chiconautla. 
 
El 8 de agosto de 2013, Luz María Jiménez Pérez, de entonces 13 años, salió de su hogar en Jardines de Morelos. El 7 de septiembre de 2013, Diana Angélica Castañeda, de 14 años, salió de su casa en Los Héroes Ecatepec tercera sección.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK