Podría salir libre asesino de Ivonne

El caso está por cerrarse; el nuevo MP a cargo desconoce la investigación; madre de la víctima sólo recibe largas y malos tratos
Lydiette Carrión
23/02/2016 - 10:44

La desaparición y feminicidio de  Georgina Ivonne Ramírez Mora   el 30 de mayo de 2011 es uno de los casos más emblemáticos de violencia de género en el estado de México. Sin embargo, actualmente el único detenido por el caso puede tener la justicia a su favor debido a la negligencia de un funcionario del ministerio público de Pachuca, en el estado de Hidalgo.

Georgina Ivonne Ramírez Mora, tenía 21 años, trabajaba y era madre de dos niñas de año y medio y ocho meses cuando desapareció, el 30 de mayo de 2011 en Atizapán de Zaragoza, Estado de México. Según las investigaciones iniciales, salió de su casa con rumbo a la tienda, a comprar unos insumos para la cena, la cual había dejado a medio hacer en casa, y ya no regresó.

HALLAN EL CUERPO. Su madre  Leticia Mora Nieto  la buscó por todo el país, hasta que finalmente la encontró a mediados de mayo de 2013. La joven fue asesinada horas después de su desaparición y su cuerpo, arrojado en Pachuca, Hidalgo. Al no ser identificada, había sido enviada a una fosa común.

Para cuando comenzaron a buscar al actual detenido, éste ya se había escondido. La procuraduría mexiquense lo localizó y detuvo en Puebla. Sin embargo, aunque la joven fue privada de la libertad en el estado de México, su cuerpo fue hallado en Pachuca; así que las autoridades mexiquenses arraigaron por unos días al sospechoso y luego lo enviaron al MP de Pachuca.

SE TERMINA EL TIEMPO.  Actualmente el proceso está por terminar, sin embargo a inicios de año, se presentaron cuestiones que encendieron los focos de alarma de Leticia Mora.

 “Están cambiando al ministerio público constantemente. Y el proceso de Ivonne está terminando”, explica Leticia Mora Nieto. De presentarse el cierre del proceso, el cual puede ser ya en cualquier momento, un agente del MP que no haya tenido tiempo de leer el expediente entregará conclusiones incompletas. Esto puede ser aprovechado por la defensa particular del detenido, y dejarlo en libertad. 

EXPEDIENTE VA DE MANO EN MANO. El caso originalmente lo llevaba una agente, Edith. Luego, “le dieron el caso a Oyuki, una agente que estaba embarazada y a punto de irse de incapacidad. Poco después, la agente en efecto se fue de incapacidad y el caso pasó a otro agente que ni siquiera ha podido leer el expediente. Y entiendo que no lo haya leído, tiene un montón de expedientes acumulados”.

Así que el 8 de enero pasado, Leticia y la abogada que la asiste se presentaron con Hugo Armando Vázquez Reséndiz, director de Control de Procesos de la Procuraduría de Pachuca, para pedirle que detuviera los cambios de ministerio público.

En aquella primera ocasión, Vázquez Reséndiz se portó amable en apariencia. Dijo que devolvería la carpeta a Edith, la agente que tenían antes y que pediría el apoyo de Oyuki. Sin embargo, el 16 de febrero pasado, Leticia Mora y su abogada regresaron a Pachuca y supieron que el caso continuaba con el último agente asignado quien seguía sin poder leer los cuatro tomos del caso.

Así que volvieron a hablar con Vázquez Reséndiz. Pero en esta ocasión el servidor publico se portó muy grosero. Gritó a la madre y abogada, y cuando éstas le dijeron que no podía dirigirse así a ellas, él reviró:

—Yo así hablo. Incluso a mis empleados.

“Salí llorando”, resume Mora Nieto.

Mientras, en los juzgados, “están por terminar las conclusiones y dar la sentencia. Mi expediente está de mano en mano, con un MP, y con otro y otro”. Pueden llamar a conclusiones y el MP actual no conoce el caso, se duele la madre. Y el detenido, ese sí trae un abogado particular que está buscando cualquier irregularidad para liberar a uno de los asesinos de Georgina Ivonne a la calle. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK