Estado de México, Tierra de Feminicidios

La zona oriente Chimalhuacán, Neza, Chicoloapan es una zona de alta incidencia de violencia de género
Lydiette Carrión
23/02/2016 - 10:58
Frente a la ola de feminicidios en el Estado de México, las organizaciones de la sociedad civil llaman a no desechar tan pronto la Alerta de Género de reciente emisión, ya que  apenas se está implementando, además de que ha sido creada por y para la sociedad.
 
Sin embargo, varios reconocen que ni siquiera entre las organizaciones se han difundido los alcances y la forma de operación de esta herramienta. 
 
Ana Yely Pérez Garrido pertenece al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y forma parte del equipo que solicitó la Alerta de Género en el Estado de México. Ha dado seguimiento puntual del asunto desde hace más de cinco años. 
 
“Es alarmante la situación de los feminicidios. Sí se puede documentar una constante que no ha sido detenida”, explica la abogada. “Es un termómetro de que no se han podido implementar acciones urgentes, como es el reforzamiento de la seguridad, porque justo no se tienen identificadas las zonas [de mayor peligro]. Sin embargo, nosotras estamos muy interesadas en que el mecanismo funcione, porque es un mecanismo de la sociedad civil, y no queremos que se pierda”.
 
MADRE EN LUCHA. Leticia Mora Nieto es madre de Georgina Ivonne Ramírez Mora, madre de dos niñas pequeñas, y quien desapareció el 30 de mayo de 2011 en Atizapán de Zaragoza. Ivonne tenía 21 años. Se presentaron muchos descalabros con las autoridades, Leticia no dejó de buscar a su hija, y en el camino, incluso fue fundadora de la Red de Madres Buscando a sus Hijos. En mayo de 2013, por fin fueron hallados los restos de la joven en Pachuca, Hidalgo. 
 
Actualmente, Leticia  sigue acompañando a otras familias. Ella considera que la alerta tiene muy poco tiempo de haberse detonado, por lo que es prematuro evaluarla. Sin embargo, no se detonó en todos los municipios. Uno de los que faltó fue en Atizapán de Zaragoza, “que fue donde mi hija desapareció”. 
 
“La Alerta tiene poco que se activó; esperemos que la mejoren. Tú sabes que cuando algo empieza, todavía hay que corregirle muchas cosas. Pero a mi modo de ver, lo primero que urge es procurar la justicia. Procurar castigo a todo aquel que golpee a una mujer, que viole a una mujer, que la mate. Estamos muy lejos de una verdadera procuración de justicia”.
 
LUCHAN POR OTROS.  Elizabeth Martínez y su esposo comenzaron a trabajar con madres de niñas desaparecidas después de que recuperaron a su hija, quien estuvo a punto de desaparecer, víctima de los criminales en redes sociales. Hoy, tienen su propia organización: Familias Unidas por una Causa.
 
La desaparición de mujeres es un fenómeno señalado por el grupo que impulsó la Alerta de Género. Pero, “como organización estamos muy preocupados porque no conocemos cómo está trabajando la alerta, cuáles son los puntos que están siguiendo. Lamentablemente, cada día hay un feminicidio y siguen las desapariciones.” 
 
TOMAN ESTAFETA.  Martín Martínez apoyó durante mucho tiempo a Emerenciana López Martínez, doña Mere, quien luchó durante 30 años por defender a las mujeres de Chimalhuacán y el oriente del Estado de México, hasta su fallecimiento en febrero de 2014. 
 
Hoy, Martín continúa trabajando en la zona. Para él “la alerta no se está implementando porque de hecho la sociedad  no tiene conocimiento de ello. En el Estado de México es muy común las promesas que no se cumplen”. 
 
En concreto, en la zona oriente –Chimalhuacán, Neza, Chicoloapan–, y que es una zona de alta incidencia de violencia de género, “necesitamos una agencia investigadora especializada, ya que no existe, no obstante que es aquí donde más delitos se presentan de este tipo”. 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK