Salió a buscar trabajo y no volvió

Lucero cumplió este lunes 19 años, sus familiares y su novio la buscan desesperadamente
Lydiette Carrión
18/03/2014 - 03:00

Joselinez Lucero Mejía Crisanto desapareció el lunes 10 de marzo pasado en un trayecto desde el estado de México al Distrito Federal. Las omisiones por parte de servidores públicos en ambas entidades han atrasado, por casi una semana, las investigaciones.Lucero es robusta, bonita y lleva largas rastas en el cabello. Antes de desaparecer estaba cursando la preparatoria en el sistema abierto y le ayudaba a una tía en un negocio de tapicería de salas en su hogar, en Piedra Grande, Ecatepec, estado de México.

Ese lunes le comentó a la tía que iría a una plaza comercial frente al metro Chilpancingo, en el DF, a buscar empleo. En otros trabajos le habían pedido que se cortara las trenzas, pero ella no quería. Y en este lugar el tema del cabello no sería un problema, comentó.

Lucero dejó el celular —no tenía batería— y salió de casa alrededor de las 3:00 pm. Probablemente caminó hasta la colonia Jorge Jiménez Cantú, en Tlalnepantla, y tomó un pesero rumbo a Indios Verdes.

Una vez en Indios Verdes, su opción más directa sería tomar el Metrobús, todo Insurgentes hasta el cruce con Eje 3, metro Chilpancingo, justo frente a Puerta Condesa. Sin embargo, también podría haber tomado el Metro.

Yadira, hermana de Lucero, explica que comenzaron a buscarla esa misma noche. Preguntaron a amigos, novio, primas, conocidos. Salieron a los paraderos. Nadie la había visto. Al día siguiente interpusieron la denuncia en el Ministerio Público de Xalostoc, donde les aseguraron que emitirían una Alerta Amber.

Les extrañó esta noticia, explica Yadira, ya que la familia tenía conocimiento de que la Alerta Amber sólo se activa en casos de menores de edad y Lucero tenía 18 años cumplidos al momento de extraviarse. Pero dieron la bienvenida a toda ayuda posible. Pero nunca hubo tal alerta. Además, descubrieron que la “noticia criminal” que levantaron las autoridades no era propiamente un expediente en forma; no había declaraciones, ni líneas de investigación ni nada. Esto les impediría realizar trámites indispensables. En el DF, la familia solicitó los videos del paradero del metro Indios Verdes, Metrobús y cámaras del cruce Insurgentes y Eje 3.

Presentaron la “noticia criminal” del estado de México. Pero las autoridades del DF se negaron a tramitar los videos porque el documento no es una denuncia formal. La familia entonces trató de levantar un acta en el Ministerio Público de Cuauhtémoc, en el DF. Pero las autoridades se negaron (a pesar de que por ley deben hacerlo); los agentes alegaron que era caso del estado de México. Ello a pesar de que no se sabe si se extravió en el estado de México o en el Distrito Federal.

Pasaban los días. Y en el estado de México los agentes aseguraron que el caso fue atraído por Toluca, que de ahí lo jerarquizarían de acuerdo a zona y que probablemente lo mandarían a Texcoco. Todo esto debería ocurrir entre lunes y martes 17 y 18 de marzo. Mientras tanto, no habría el expediente que necesitaban.

Familia, amigos y novio preguntaron en la plaza comercial. Algunos dijeron haberla visto: uno dijo que iba en compañía de un hombre alto; otro, con una embarazada; otro más que iba sola. “Nos dimos cuenta de que había muchas personas con la filiación de mi hermana”, resume con tristeza Yadira. No hay una pista sólida de que la joven haya llegado a su destino.

Finalmente, tras presión de organizaciones, el 16 de marzo el MP en el DF “accedió” a levantar la denuncia y requerir los videos. Esto ocurre a un día de que, por trámite, sean borrados estos registros. El lunes 17 de marzo Luero cumplió 19 años. Su tía quería prepararle un pastel. En cambio, sus amigos, familiares y novio la buscan, desesperados.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK