Fue a cobrar la renta y no volvió

La familia de María Estela pide que se investigue a su inquilino, quien se apropió de la casa que le rentaba
Lydiette Carrión
17/11/2015 - 03:00

María Estela desapareció cuando se dirigía a cobrar la renta a un inquilino. Desde entonces nadie la ha visto. Pero el inquilino pasó de ser arrendatario a dueño.

El 3 de enero de 2015, María Estela Durán Ayala, de 55 años, salió de su casa en la colonia Francisco Villa, en Tlalnepantla. En cualquier otro día hubiera caminado unas cuadras hasta su negocio, un saloncito de belleza que atendía junto con una empleada. Pero aquel sábado había dispuesto que la trabajadora abriera la estética sola, ya que debía hacer otras diligencias. Hasta antes de desaparecer, María Estela era una mujer emprendedora, relata María del Carmen Durán, su hermana. 

Además del negocio de la estética había comprado un terreno pequeño en una zona rural de Cuautitlán y, poco a poco, había construido una casita. Para 2013 la construcción se encontraba en obra negra. Entonces decidió rentarla.

Una vecina le habló de un hombre joven que buscaba casa por la zona. Y desde ese año María Estela y esta persona, de oficio carpintero, firmaron un contrato de arrendamiento.

Ese sábado 3 de enero María Estela se dirigió a cobrar la renta a su inquilino, debía estar de regreso en la estética a las 10 de la mañana, ya que tenía varias citas para cortar el pelo. Pero nunca llegó al negocio. 

Al día siguiente, las hermanas de María Estela fueron a Cuautitlán y preguntaron al inquilino. Éste dijo que la mujer sí había llegado entre las 8:30 y las 9:00 de la mañana, pero sólo había pasado al patio, donde él tenía su taller y ahí él le dio un sobre con 35 mil pesos, ya que habían firmado un contrato de compra-venta y ese dinero era el último pago por la casita. Después la mujer se retiró sola.

Las hermanas no creyeron esta versión, ya que María Estela no les había dicho nada sobre vender su propiedad. Pidieron ver el contrato. Él se los mostró, pero les pareció dudoso.

Unos días después el hombre dijo que en realidad no habían sido 35 mil pesos, sino 10 mil. 

La familia de María Estela levantó una denuncia. Van 10 meses de la desaparición de María Estela y hasta la fecha el MP no ha realizado un peritaje en la casa en discordia. La familia quiere realizar una búsqueda de indicios, pruebas, incluso con perros entrenados en la búsqueda de cadáveres. El inquilino sigue viviendo en la casita. 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK