“Ojalá regrese pronto Ana Paola”

Su familia recibió dos mensajes de la joven luego de desaparecer, uno decía que no sabía dónde estaba
16/02/2016 - 12:44

El martes 9 de febrero de 2016 parecía ser un día como cualquier otro en la familia Franco Aguilar, no hubo signo alguno de que la hija mayor, Ana Paola Franco, de 20 años, iba a desaparecer, ni que un día después llamaría asustada y diría que no sabía dónde estaba.

Por la mañana, la joven salió muy temprano, a las 7:20 horas. Debía caminar desde su casa, en la colonia Héroes de Padierna, en la delegación Tlalpan, unos 20 minutos para llegar a su trabajo en la empresa Vía Corta, en la calle Bosques de Viena, colonia Lomas Hidalgo. Tenía unos 10 días de haber entrado a laborar como capturista.

Pasó la mañana en el trabajo sin contratiempo alguno y a la 1:00 de la tarde Ana Paola salió a comer. Solía almorzar en familia, así que caminó de regreso a casa. Su madre, Estela Aguilar, la recibió. Ésta recuerda que, como todas las tardes, la hija llegó y se echó a la cama a descansar mientras esperaba a su hermano para sentarse a la mesa juntos. Estela ya no pudo unirse a ellos, ya que salió a trabajar a las 2:30 horas. Pero vio que sus dos hijos se preparaban unos huevos con papas.

Ana Paola salió de su casa rumbo al trabajo a las 3 en punto. Se despidió del hermano, a quien le dijo: “Nos vemos en la noche”. Por él se sabe que la joven iba vestida con la ropa que llevaba puesta desde la mañana: unos jeans entubados y una sudadera rosa mexicano, sólo traía consigo una bolsa negra pequeña donde guardaba sus dos celulares: uno de plan tarifario que estaba fallando y otro nuevo que le acababan de regalar.

No regresó de su hora de comida. A las 3:11 de la tarde Estela recibió un mensaje de texto de Ana Paola, quien le informaba que ya iba de regreso al trabajo. Horas más tarde se daría cuenta de que en algún momento de la tarde marcaron desde el celular de su hija, pero en el momento no se percató. Tampoco logró determinar la hora exacta en la que llamaron. Sin embargo, entre las 5:30 y las 6 de la tarde los tíos con los que Ana Paola trabajaba se comunicaron: la joven nunca había regresado de su hora de la comida.

Estela intentó comunicarse a los dos celulares que su hija llevaba. Ambos estaban apagados. Entonces pidió permiso en su empleo para salir a buscar a su hija, pero no se lo dieron. Sólo pudo comenzar a llamar a familiares y amigos preguntando por su hija.

El padre de Ana Paola se dirigió al Ministerio Público de Tlalpan. Le dijeron que tenía que dejar pasar 48 horas por ser mayor de edad. Lo mismo ocurrió con la Alerta Amber. Sólo pudieron levantar un acta hasta el día siguiente en CAPEA.

El día miércoles, desde uno de los celulares de Ana Paola, llegaron dos mensajes al teléfono de Estela. En uno escribió: “Te quiero mucho”, seguido de emoticones. Eran las 13:56 de la tarde. La mamá respondió con mensajes por WhatsApp. 

Sólo fue leído uno de ellos dos días después, el 12 de febrero.

Pero el mismo miércoles entró otra llamada desde un número desconocido. Era Ana Paola, quien “se oía alterada, nerviosa”, explica Estela. Al fondo se escuchaban voces, pero parecía ser un lugar cerrado, no la calle. La joven dijo que no sabía dónde estaba, pero no estaba en la ciudad. El padre le preguntó qué era lo que veía: “Sólo veo camiones naranjas”.

Después, Ana Paola advirtió que la llamada estaba por cortarse. Y en efecto se rompió la comunicación. La familia marcó al número, era un Movistar. Pero jamás tuvo línea otra vez.

Estela quiere decirle a su hija que en casa la quieren, la extrañan, que hace falta como miembro de la familia. “Ojalá regrese pronto”. Ana Paola tiene como seña particular una cicatriz en la frente del lado izquierdo.

Sólo pudieron levantar un acta en CAPEA

El padre de Ana Paola Franco se dirigió al Ministerio Público de la delegación Tlalpan, pero le dijeron que tenía que dejar pasar 48 horas por ser mayor. Lo mismo ocurrió con la Alerta Amber. Sólo pudieron levantar un acta hasta el día siguiente en Centro de Apoyo de Personales Extraviadas y Ausentes (CAPEA).

“Te quiero mucho”

Le dijo Ana Paola a su mamá

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK