Para su familia Marijo está viva

Pese a que Geiser Crespo García fue detenido, aún sigue abierto el proceso por el secuestro de la menor
Lydiette Carrión
15/12/2015 - 03:00

María José Monroy Enciso, de entonces 11 años, fue raptada el 21 de septiembre de 2010. El culpable, Geiser Crespo García, fue detenido, pero dio un testimonio contradictorio y la Procuraduría mexiquense sólo ha seguido esa línea de investigación. 

La familia de Marijó explica que hay indicios de que podría estar viva y podría ser localizada mediante la difusión del rostro de su raptor.

Maribel Enciso actualmente tiene 36 años, un rostro armonioso y una enorme cicatriz en el cuello que le dejó Geiser Crespo cuando trató de matarla. Aquel día, ella se encontraba con su hijita en su óptica sobre la avenida Bosques de México, en los Héroes Tecámac, estado de México.

Tocaron y Maribel se asomó: a la puerta estaba un joven de unos 27 años con una mochila y una bicicleta.

—Vine a ordenar mis lentes.

Ella recordó que una semana antes el mismo joven se había realizado un estudio de la vista. Maribel le abrió con Marijó en brazos, pero en cuanto entró Geiser la amagó: “¡Esto es un asalto!” y comenzó a golpearla.

—Llévate lo que quieras.

—Deja a la niña, reviró él.

La madre acostó a la pequeña en una cunita. Geiser agarró por detrás a Maribel y le hundió el cuchillo en el cuello. Ella se defendió, recibió un segundo ataque. El cuchillo cercenó su yugular, casi llegó a las cuerdas vocales. Maribel se desvaneció.

No sabe cuánto tiempo pasó antes de recuperar el conocimiento. Intentó caminar. Se derrumbó otra vez, pero se arrastró y logró salir a la calle. Fue auxiliada por sus vecinos y un policía, aunque de este último siempre le quedó la espinita de que quizá habría estado coludido con Geiser: tardó mucho tiempo en pedir una ambulancia.

Maribel despertó una semana después en el hospital. Inmediatamente pidió hacer un retrato hablado del agresor. El 9 de octubre este retrato fue difundido.

En Tultitlán, estado de México, una madre vio el retrato hablado por televisión. En él reconoció al violador de su hija de 14 años. Fue así que detuvieron a Geiser.

CONTRADICCIONES. Aunque Geiser dijo trabajar como limpiaparabrisas en una esquina específica de Tlalnepantla, la familia de Marijó pudo constatar que nadie en la referida zona lo conocía. A pesar de no comprobar ingresos, rentaba, él solo, un departamento en Tultitlán. Al interior del inmueble la policía halló varios botes de leche para bebés, pañales de diversas edades y juguetes. Era más de lo que podía usar Marijó para el poco tiempo que la tenía. 

“A mi pensar no era la primera vez que se robaba a un niño”, dice Maribel.

Geiser declara que se llevó a Marijó en un brazo, con la mochila y el monitor en el hombro contrario y pedaleó su bicicleta hasta Tultitlán. “Lo más seguro es que iba con alguien más”, afirma Maribel.

Geiser jamás fue interrogado sobre lo que hacía en Tecámac o cómo llegó a ese lugar.

Según Geiser, el 8 de octubre habría visto en televisión que buscaban a Marijó, entonces se deshizo de ella ese mismo día. Pero la primera vez que el caso salió en los medios fue el 9 de octubre. Dijo haber tirado el cuerpo en un canal: este fue dragado. Ni una prueba fue hallada.

Hay indicios objetivos de que a Marijó la robó una banda organizada, no un individuo solitario. Una línea de investigación es que fue adoptada ilegalmente.

Geiser pugna una sentencia por el intento de homicidio de Maribel, por la violación de la muchacha de 14 años. Hasta la fecha sigue abierto el proceso por el secuestro de Marijó.

sadasdgasd gas gasd gasdg asgdimera vez que se robaba a un niño”, dice Maribel.

Geiser declara que se llevó a Marijó en un brazo, con la mochila y el monitor en el hombro contrario y pedaleó su bicicleta hasta Tultitlán. “Lo más seguro es que iba con alguien más”, afirma Maribel.

Geiser jamás fue interrogado sobre lo que hacía en Tecámac o cómo llegó a ese lugar.

Según Geiser, el 8 de octubre habría visto en televisión que buscaban a Marijó, entonces se deshizo de ella ese mismo día. Pero la primera vez que el caso salió en los medios fue el 9 de octubre. Dijo haber tirado el cuerpo en un canal: este fue dragado. Ni una prueba fue hallada.

Hay indicios objetivos de que a Marijó la robó una banda organizada, no un individuo solitario. Una línea de investigación es que fue adoptada ilegalmente.

Geiser pugna una sentencia por el intento de homicidio de Maribel, por la violación de la muchacha de 14 años. Hasta la fecha sigue abierto el proceso por el secuestro de Marijó.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK