Está hinchada, pero no llega

Cecilia Rosillo
27/04/2016 - 05:00

Hola, necesito algunos consejos. Mi caso es el siguiente: Tengo 20 años, hace unos seis o siete meses me inicié sexualmente y para ser más directa, no puedo venirme aún en el acto. Antes, cuando me acariciaba sola sí podía, pero ahora con mi pareja no he podido lograrlo. Confieso que a mi sentir mi pareja no es el del problema. Lo amo, me encanta, me prende el deseo y no tengo nada que criticarle en la cama. Se mueve muy sabroso, como él desea y como yo le pida. Movimientos rápidos o lentos, cortos y profundos, incluso al ritmo de la música si es que tenemos de ambiente. Pero no logro venirme y es angustiante para mí y tengo la sensación de que últimamente para él también, pues a veces nos pasamos 40 minutos o una hora disfrutando de nuestro amor, pero yo no culmino. Tampoco creo que sea problema su pene. Sus medidas me encantan, están sobre el promedio normal y siento que lo usa muy bien. Hay ocasiones en las que siento que me puedo orinar, pero me da cosa que eso pase. Él me ha dicho que me deje llevar y que no le importaría si eso ocurriera, pero incluso eso he intentado y no logro concentrarme; luego me toco la vulva y la siento hinchada y termino sintiendo ardor (las veces que he sentido sensación de orinar). En serio, me empiezo a angustiar de que él se sienta mal conmigo.  María José C.

Estás estresada y eso hace más complejo que puedas relajarte y dejar fluir el orgasmo. Tu concentración está mal encausada: en lugar de estar concentrada en sentir y dejarte ir con esas sensaciones, estás poniendo mucha atención en el momento en que empiezan los reflejos del orgasmo y lo estás ahuyentando, ya que hasta tiempo te da de pensar si es bueno o malo “orinar”. Muchas veces no se trata de orín, sino de eyaculación, y algunas mujeres cuando lo experimentan asocian esta sensación con la de orinar, porque es la única referencia corporal que tenemos de sacar una secreción por la uretra. Te recomendamos que vayas con un sexólogo y atiendas esta disfunción, que si bien no es grave, ya empieza a afectarte de más.

Desde hace  tiempo sufro una disfunción sexual, lo cual ha provocado la ruptura con mi novia. El problema es que me cuesta mucho poder excitarme y últimamente sólo lo hacía con ella. He tomado brevemente alguna pastilla como el Levitra y no me ha servido de mucho. Sí tenía erección, pero cuando la penetraba perdía parte de la erección haciéndole daño. Las pocas veces que pude penetrarla apenas sentía el contacto. No notaba placer y tampoco que perdiera parte de la erección. Además, cuando eyaculaba, que con ella era con sexo oral, al poco de llegar a la eyaculación también perdía parte de la erección y tardaba mucho en llegar. Creo que he perdido sensibilidad en el pene, no noto nada, y tampoco tengo estimulación sexual. Incluso siento  que también he perdido la sensación de tener ganas de orinar, que lo hago por inercia y no porque note que tengo ganas de orinar. También hace poco me di cuenta  que se me subió un testículo, pero un doctor me dijo que eso no me afectaba y no tenía importancia. No sé qué hacer, no sé cómo voy a curarme si ya no tengo pareja para utilizar las pastillas. Sólo quiero saber qué me pasa y qué debo hacer. Gracias.  Martín G.

Cuando un médico no le da importancia a una disfunción sexual es mal médico. Debes ir  con un urólogo que tenga especialidad en sexualidad. Te debes hacer estudios especiales que incluyen perfil hormonal, pues si tienes mal las hormonas, el deseo sexual se ve afectado y con ello la erección y la eyaculación, además de que no debes medicarte con pastillas para disfunción eréctil cuando no sabes en realidad cuál es la raíz de tu problema. No es necesario que tengas pareja para tener una sexualidad sana.

Buen día. Quiero que   me expliquen algunos ejercicios para poder trabajar el suelo pélvico; una amiga me habló de utilizar bolas chinas. ¿Saben si funcionan? ¿Cómo se utilizan?  Ingrid T.

Hay diferentes técnicas para fortalecer esta zona. Si vas a usar las bolas chinas debes ir a una tienda de prestigio a adquirirlas y no a cualquier lugar, ya que la calidad es importante. Las bolas chinas también llamadas Bolas Ben Wa, por lo general son dos  bolas bastante ligeras que la mujer introduce en la vagina, exactamente donde se colocan los tampones y que, normalmente, tienen en su interior otras bolas más pequeñas, creando un vacío en el interior. Al ponernos de pie la gravedad hace su trabajo y las bolas tienden a caer. En ese momento es cuando se realiza el ejercicio y casi siempre inicia de forma natural, ya que el cuerpo tiende a contraer el músculo de forma inconsciente para evitar que caigan y de esta manera se hace una especie de ejercicio de pesas con nuestro suelo pélvico. Existen en el mercado varios modelos de bolas, lo mejor es ir a una buena tienda y con calma elegir las que mejor te acomoden para este ejercicio.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK