Quiero sexo duro

Conozco a un chico que me dice que si él me lo hiciera, sería sexo salvaje, duro y eso me causa curiosidad
26/11/2015 - 11:16

Hola. Tengo 33 años y siento que no he disfrutado a plenitud del sexo; soy muy tímida a la hora de estar con un hombre, no me he destapado y pienso que es porque de pequeños, nuestros padres nos educan diciendo que el sexo es algo malo y te meten ideas respecto a las relaciones sexuales. Yo quiero disfrutar, gritar, hacer el amor como nunca. Conozco a un chico que me dice que si él me lo hiciera, sería sexo salvaje, duro y eso me causa curiosidad. Quiero hacerlo, disfrutar del sexo desenfrenado, que me haga sentir mujer... ¿Cómo se lo digo? Isabel V.

El primer punto a tomar en cuenta es que nadie tiene la obligación ni la responsabilidad de hacerte sentir mujer, esa es ‘chamba’ tuya. Para ello, te recomendamos que asistas con un sexólogo que te ayude a superar los problemas de ideas y represión que tienes sobre el sexo; de otra manera, si inicias una relación con otra persona y te llega a hacer sentir bien, puedes desarrollar una dependencia hacia ella, ya que la verás como tu salvación. Es importante que primero aprendas a conocer tu cuerpo, tus zonas erógenas y lo que te hace sentir bien y lo que en realidad no va contigo, sólo así podrás disfrutar del sexo “salvaje” sin problemas, remordimientos ni falsas culpas.

Tengo claro que desde que nací me gustan muchísimo las mujeres y desde hace casi un año se me viene a la mente la idea de estimular mi punto G con un consolador. Es decir, que una mujer o yo mismo me estimule el punto G. Pero si un hombre lo hiciese, no me agradaría nada la idea, ni tener relaciones sexuales con hombres. Mi duda es ¿por qué puede ser esa fantasía que tengo? ¿Podría volverme bisexual u homosexual si algún día hago realidad esa fantasía? Aclaro que no soy nada homofóbico y me alegra que a diario ‘salgan del armario’ sin miedo los gays y lesbianas. Armando G.

Bueno, al parecer es muy claro que eres totalmente heterosexual y el hecho de que quieras experimentar placer a través del ano no quiere decir que te vuelves homosexual, ni bisexual. El asunto de la penetración anal va más allá de un asunto de penes y de que es el único medio de llegar a este punto G de placer masculino. Equivocadamente se piensa que si un hombre se estimula el ano, que está en el perineo, una zona de alta concentración de terminales nerviosas y por lo mismo muy sensible, es porque tiene tendencia homosexual, cuando en realidad se trata de aceptar que eso da placer. Tienes esa fantasía porque lo consideras una posibilidad de placer en tu vida erótica.

Hola, tengo dudas sobre los orgasmos femeninos. He buscado información y no está claro cuál es el tanto por ciento de mujeres que fingen el orgasmo en sus relaciones, si lo han hecho alguna vez en su vida o lo hacen de manera habitual. ¿El 60%? ¿El 80%? Sabemos que muchas porque es del conocimiento popular que eso pasa, pero la pregunta realmente importante no es cuántas, sino ¿por qué? Creo que yo he estado con algunas que lo han fingido, aun siendo pareja estable. ¿Por qué lo hacen? ¿por qué en el marco de una pareja estable, donde hay confianza y cariño, una mujer finge el orgasmo? O si estamos ante una pareja esporádica (de las que quizás no vuelvas a ver), ¿qué más te da fingir o ser sincera? Gracias por su ayuda. Sergio H.

Tu carta tiene un tono un tanto de enojo sobre el tema y quizá sea porque si te ha pasado, te has sentido decepcionado de la persona o de la relación. Efectivamente, es complejo saber a ciencia cierta cuántas mujeres fingen el orgasmo, porque no todas lo declaran, aunque se cree que es un promedio de 80% las que lo han llegado a hacer por lo menos una vez en la vida. Y las razones son muchas, van desde que ella misma desee poder alcanzarlo y no lo logre, hasta para manipular a la pareja. Ciertamente, como mencionas, no lleva a una relación sana, pero el cariño, el amor y la confianza a veces no son factores que solucionen el problema interno de muchas personas que no logran su plenitud sexual. El asunto, en tu caso, es que no debes tomarte personal que ellas lleguen o no, ese es problema de ellas, a menos que eso te interese tanto que creas que tú eres quien las lleva a ese punto (cosa que no debe ser así) o bien, sea una forma de manipularte. Es más sano si te enfocas en tu placer y en compartirlo con ellas, que en sólo pensar si te están ‘tomando o no el pelo’.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK