Los puntos estratégicos

El cuerpo de una mujer tiene varias zonas en las que se puede encender la pasión
Cecilia Rosillo
25/07/2014 - 03:00
Cuando las mujeres piensan en las zonas erógenas de su cuerpo que ponen locos a los varones no salen de pensar en los senos y la zona vulvar, quizá porque es a donde ellos se dirigen casi siempre, sin ir por más lugares.
 
Pero existen cinco partes del cuerpo femenino que los erotiza, aun sin que ellos se den cuenta del efecto que les causan. Una de ellas es la cintura.
 
Ningún hombre es inmune a una breve cintura; por el contrario, todos enloquecen frente a ella. De hecho, no se trata de tenerla grande o pequeña, causa efecto mientras esté definida. 
 
Muchas personas con sobrepeso, con cintura definida, provocan que las volteen a ver. Hoy en día, a las mujeres con este tipo de cuerpo se les dice gordibuenas, es decir, no están en forma pero para los varones están muy buenas.
 
Sucede que la cintura definida es atrayente para el varón porque le marca la zona de donde puede sujetar a la pareja para mantenerla próxima a él, tan cerca como  para penetrarla, ya que muchas de las posturas sexuales se basan en tomarla por la cintura.
 
Expertos señalan que en el imaginario masculino, tomarla así es un signo de hacerle saber que es “suya”.
 
Otra de las zonas eróticas de este tipo es el cabello. Una bonita melena es un gancho infalible para atraerlos y seducirlos.
 
No se trata de cabellos largos o despeinados, su efecto va más allá de si se lleva corto o largo, sino de cómo enmarca la cara y de lo que se expresa con ella.
 
Las cabelleras cortas hablan de mujeres más prácticas y de un arreglo más casual, las largas de mujeres más esmeradas en su arreglo. Una melena estratégicamente despeinada es sexy porque remonta a la imaginación masculina a la cama, una melena sucia y despeinada, por el contrario, les habla de una mujer descuidada.
 
Jugar con el cabello es un signo de seducción, hacerlo frente a un hombre es invitarlo a pensar e imaginar lo erótico, que él lo toque es una insinuación a dejarlo aproximarse más.
 
La espalda sí es considerada zona erógena, pero porque la mayoría de las personas son sensibles a las caricias en esta zona. Sin embargo, a los hombres les excita simplemente verla.
 
Los escotes de espalda pueden ser más sexys que los de los senos, si se saben llevar, ¿la causa? dejan ver una larga extensión de piel. La piel desnuda mostrada en público es una verdadera insinuación sexual, además de un reto erótico, ya que es como decir a todo el mundo “miren mi libertad sexual”.
 
Sin duda, muchas personas ya conocen el efecto que las caricias tienen en los pies, que bien estimulados pueden llevar hasta el orgasmo, pero no pocos hombres son seducidos a través de estos.
 
No se trata de tener pies bonitos, sino bien cuidados y calzados con zapatos favorecedores. Ya sea con tacones o flats, unos pies sin callos, con las uñas bien cortadas y cuidadas son puntos que hacen ver mejor a la mujer.
 
Un ejemplo basta, el vestido de noche más elegante nos hará ver fatales si lo llevamos con tenis. Los pies son como los”accesorios” que nos ayudan a vernos más o menos sexys. Los pies desnudos siempre son eróticos.
 
Y finalmente las manos. Unas manos bien cuidadas son eróticas porque inconscientemente hace pensar  a los hombres en las caricias. Son las que primero se tocan, así que de la sensación que éstas dejen en el varón dependen muchas de las ideas que tendrán de la mujer. 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK