Tiene sexo con su mamá

Cecilia Rosillo
25/05/2016 - 05:00

Hola, tengo 23 años, mi madre me tuvo muy joven, ella es exuberante y de mentalidad muy abierta, al igual que yo. Hace cinco años comenzamos a tener sexo, al principio fue muy raro todo, después ambos nos acostumbramos y sentimos que todo iba genial, la he compartido con dos de mis amigos (cuartetos), así hemos continuado, sólo me deja hacerle anal, jamás vaginal y sólo deja que me venga en su cara. Hace poco comenzó a salir con un señor; ella le confesó lo nuestro y a él le pareció bien, al punto que ella quiere hacerlo con los dos al mismo tiempo. A mí no me importa el  qué dirán, pero... ¿Cree que esto pueda traer conflictos en el futuro? ¿Cree que estamos mal? Atentamente Sandro G. 

Claro que está mal. La relación que tienen es de incesto y más allá del qué dirán se trata de una situación de abuso sicosexual que deben tratar con un especialista urgentemente, ya que cuando un padre o una madre usan al hijo para satisfacer necesidades que deberían ser cubiertas por otros adultos como romance, compañía, intimidad, consejo, apoyo para resolver problemas, plenitud personal, generan una responsabilidad en el hijo difícil de cubrirlas, lo que a la larga hará que sufra secuelas duraderas. La mayoría de los expertos señalan que las personas que tienen este tipo de relaciones con sus padres enfrentan dos problemas básicos, uno es que no desarrollan la capacidad de relacionarse afectiva y sexualmente con gente de su edad y hacen  crecer una dependencia hacia el padre o la madre,  además, son personas a las que les cuesta trabajo respetar los límites sexuales de otras personas, ya que han transgredido el más fuerte, la intimidad con los padres.  No se trata de un asunto moral o ético en realidad y por este tipo de daños que se pueden generar, por ley, el Código Penal  lo trata como delito y se castiga con cárcel de uno  a seis años si ambos son mayores de edad; si tú fueras menor, sería equiparado a violación y la pena es mayor. 

 

 

Hola. Mi problema es que siento que mi pareja no me quiere, cada vez que abre su boca sólo es para decirme cosas groseras, no me besa, no me abraza, cada vez que llega sólo saluda a nuestra niña y a mí me ve como si fuera un fantasma. Si le digo que salgamos juntos, me dice que no tiene dinero, sólo tiene tiempo para sus amigos, su trabajo. A veces siento como si le estorbara, ayúdenme, no sé qué hacer. Soy una mujer trabajadora, pero en estos momentos estoy sin trabajo y tengo muchos problemas económicos y quizá estando a su lado los problemas los siento chiquitos, pero él me ignora totalmente. ¿Qué hago?, Ayúdeme por favor. Martha H. 

Cuando las cosas no funcionan sólo hay dos caminos, hablar con él y tomar una terapia de pareja para ver si hay manera de rescatar la relación o cada uno tomar su camino. Si eres una mujer trabajadora, lo mejor, en todos sentidos, es que busques nuevamente trabajo, ya que  depender  económicamente aumenta la tensión en ambos: él por darte dinero y tú por tener que aguantar groserías. El empoderamiento que da saberte capaz de salir con tus gastos ayudará a que manejes mejor la situación. Busca ayuda psicológica, las separaciones son complicadas y hay que ser muy cautelosos para no salir más lastimados y sobretodo no lastimar a tu hija. 

 

Hola, buenas tardes, soy Pablo, de 36 años. Llevo 13 años de matrimonio, somos la típica pareja de toda la vida, nos hemos querido y respetado siempre y la verdad es que desde el principio hasta el día de hoy, hemos tenido una muy buena compenetración sexual. Tras mucho hablar  decidimos hacer un trío, con otro chico, pusimos nuestras limitaciones, nada de penetración, eso pensamos que no lo queríamos compartir con nadie, si no que nos quedaría para nosotros. Fue una experiencia placentera en el momento, aunque por parte de mi pareja hubo muchísima pasión a la hora de besar a la otra persona. Ahora que han pasado varias semanas, es como si sintiera que ya no lo soy todo para mi pareja, no paro de pensar, en cómo se puede estar tan enamorada como dice de mí y haber disfrutado tanto con la otra persona. No sé, estoy muy confundido, es como si ahora cada vez que estoy con mi pareja, tenga que demostrarle que soy mejor dando placer que nadie y eso me está ahogando. Agradecería un punto de vista profesional,  ya que igual estoy confundiendo mis sentimientos. Muchas gracias por su tiempo. 

Pablo, ese es justo el riesgo que se debe asumir con toda la responsabilidad cuando abrimos la experiencia sexual a otras personas, cuando en realidad la monogamia es lo que nos da seguridad. Necesitas darte cuenta que las fantasías sexuales, hechas realidad, no son controlables y pueden rebasarnos, y que ahora necesitas más comunicación con tu pareja y sobretodo confianza. Los seres humanos tenemos la capacidad de amar a una persona, pero eso no limita que podamos sentir pasión (que cierto, es también un vínculo afectivo) en alguna situación con otra persona. Sin embargo, son dos niveles distintos. Lo que está más dañado es tu ego, ya que se te despertó la competencia sexual. Te sugerimos que platiquen con claridad y sinceridad sobre el evento y que de ser necesario busques ayuda con un sexólogo para superar el problema. 

 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK