Él es precoz y ella finge que le gusta

Las terapias en pareja y los ejercicios que conllevan suelen ser una manera de acercar a la pareja
Cecilia Rosillo
22/09/2015 - 03:00

Hola, estoy algo desconcertada, desde que comencé la relación con mi pareja supe que él se masturbaba y lo cual no me parecía malo, pero una vez que iniciamos en el ámbito sexual siguió haciéndolo y me sentí poca mujer al no satisfacerlo. Al final, se sinceró conmigo y me dijo que ese no era el motivo, sino que siempre lo ha hecho. Se masturba desde los 13 años y ahora que tiene 23 años se masturba tres o cuatro veces; antes se masturbaba todo el día. Su familia lo sabe y se lo permitió, con tal de que no embarace a nadie, pero la situación ahora es que a él se le escapa de las manos llevándolo a insoportables dolores de cabeza. En estos últimos días, me ha pedido que por favor lo ayude a salir de eso o al menos dejar de hacerlo, porque los dolores de cabeza son cada vez más intensos. Por favor ayúdenme a ayudarlo, lo amo y lo quiero, y necesito que esté bien. Gracias.

Lo primero que tienes que saber es que la masturbación no produce dolores de cabeza. Aquí hay dos cosas que debe resolver de inmediato. Una es que lo cheque un neurólogo, porque las cefaleas pueden ser indicativas de enfermedades graves y dos, es importante que acuda con un psicólogo con especialidad en sexualidad, ya que el hecho de que la masturbación se le salga de control y altere su vida sexual y social merece ser tratado profesionalmente. El autoerotismo, como ahora se conoce a la masturbación, es una práctica de autoexploración y de amor hacia uno mismo, no tiene nada que ver con tener o no pareja, tu autoestima y vida sexual no deben depender de las prácticas eróticas de tu pareja. Si pueden acudir ambos con un terapeuta sexual los podrá sacar de muchas dudas y aclarar su postura ante esta práctica sexual.

Hola. Tengo 23 años y siempre fui fácil de  excitar, pese a que no tuve muchas experiencias sexuales. Hace un año tuve una traumatizante:  Conocí a una chica y la idealicé, creí que tenía menos experiencia que yo y fue todo lo contrario. Un día en su departamento me invitó a tener sexo y acepté a pesar de que no me sentía cómodo, porque estaban todas sus amigas y yo tenía más de 24 horas sin dormir. Tuve la erección (en aquel momento era muy fácil para mí conseguirla), pero la chica no me dejaba hacer lo que a mí me gusta, ni tocarla, ni nada. Creo que esto me produjo que el pene se me muriera, no hubo forma de levantarlo. Estuve sin deseo por un tiempo, lo cual lo consideré normal, pero mi libido no ha vuelto al estado de antes y no he vuelto a tener sexo desde ese día, hace ya cuatro meses. ¡Por favor ayuda!

Bueno, es un mito el que los hombres siempre tienen experiencias sexuales exitosas y que todo el tiempo pueden; quizá nunca te habías puesto a pensar que también hay malos momentos y que el pene no es una máquina, sino una parte del cuerpo que se atrofia cuando nuestras emociones nos dominan. Enfrentar a una persona que subestimas en lo erótico y ser dominado por ella pudo haber causado en ti enojo y decepción, ya que tú ibas a dominar la situación pese a estar cansado. Te recomendamos que vayas con un sexólogo para que te ayude a sacar el miedo que tienes sobre tu desempeño, pues al parecer no te atreves a reiniciar tus relaciones eróticas por miedo a ser usado y no tener control sobre ello. 

 A mi pareja le dura muy poco la erección y acaba muy pronto desde que lo conozco. Al principio lo asocié con que al ser primerizo era normal, pero ahora llevamos juntos tres años y sigue igual. Un día le dije ¿ya? y empezó a llorar, tuve que mentir y decirle que me refería a que lo hizo bien y me sorprendí, muchas veces le finjo para que vea que me gusta o digo que no tengo ganas. Sé que está mal, pero me da pena. Aparte de eso es el mejor novio del mundo. No sé cómo decírselo ni cómo actuar si empieza a llorar o me deja. Ayuda, por favor.

Lo que tienes que hacer, si de verdad lo quieres, es ayudarlo. Lo mejor que una pareja puede tener es una comunicación franca y abierta. La pena sólo trae más problemas a la relación. Es evidente que él sabe que tiene un problema y no lo enfrenta desde el momento en que se pone a llorar si se lo insinúas. Debes hablar con él y decirle que ya es tiempo de que acudan con un médico sexólogo, para que le ayuden a controlar su problema de eyaculación precoz. 

No sólo es porque tu satisfacción sexual no se completa cuando están juntos, sino que están viviendo una relación erótica fingida.

Las terapias en pareja y los ejercicios que conllevan suelen ser una manera de acercar a la pareja y de hacerlas conocer en realidad las caricias que los llevan a un sexo más prolongado y con mejores resultados.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK