Quiere echarse a su hijastra

Cecilia Rosillo
20/10/2016 - 05:00

¿Qué tal? Tengo un problema bastante serio: desde hace unos 20 días vino a vivir a mi casa mi hijastra, de 34 años, porque se separó, siempre tuvimos una relación de padre/hija normal, pero desde hace unos días estoy sintiendo una atracción sexual muy fuerte hacia ella, y trato de estar en casa lo menos posible, por supuesto que a ella no le comenté nada. Si se diera una relación, ¿qué tan mal estaría? Cabe aclarar que hasta este momento yo vivía solo, ya que estoy separado de su madre desde hace 12 años y no tenemos ningún tipo de relación, es más, ella tiene su pareja. Dénme una respuesta, muchas gracias. Aurelio G.

Aurelio, no busques problemas, sabes que estaría pésimo que tengas una relación con tu hijastra. No se trata de una persona ajena, sino de la hija de tu ex mujer. Que cada uno, ya separados tienen derecho a rehacer su vida es cierto, pero hay que tener en cuenta con quién. Si tu hijastra siempre te consideró como a un padre, estarías traicionando esa confianza que ella ha depositado  y además estarías aprovechándote de su situación vulnerable, ya que acaba de perder su relación amorosa, lo que deja además de dolor, dudas y confusión. Si en verdad la quieres, no la dañes con propuestas que van más encaminadas a satisfacer tus carencias sexuales que a ayudar a tu “hija” a salir adelante. Te recomendamos acudir con un educador sexual, nunca es tarde para aprender cómo encausar mejor nuestra sexualidad y   mereces una relación plena y no una que empiece con   problemas.

Hola, resulta que mi pene es pequeño, de 13 centímetros, tiene pápulas perladas, y queda demasiado erecto, algo como paralelo al cuerpo, no perpendicular. Soy virgen, tengo 18 años y mi novia también es virgen, estamos planeando tener relaciones, pero no sé qué pensará cuando me baje el pantalón y vea el tamaño, ¿qué me recomiendan?. 

Lo primero es que tienes que confiar más en tu cuerpo, tu pene es normal, ya que en promedio, el pene del mexicano mide 14 centímetros y las pápulas perladas son un fenómeno fisiológico bastante frecuente, entre un 14  y 48% de los hombres las tienen. De hecho, su aparición no está relacionada con la higiene personal o la actividad sexual, más bien se cree que son de tipo hereditario, además se observan con mayor frecuencia en   jóvenes que no han sido circuncidados, y duran durante toda la vida, pero su visibilidad tiende a disminuir conforme avanza la edad. También se ha demostrado que no guardan relación con el virus del papiloma humano. En casos como el tuyo, lo mejor es hacer lo que en realidad todas las parejas deberían hacer antes de iniciar su vida sexual conjunta: ir al médico, que a ambos les expliquen que no hay problema con las pápulas y elijan los anticonceptivos que mejor les van, es decir, condones para ti (hay muy variados) y para ella, según su estilo de vida.

 Hola,   me llamo Carolina, estoy casada hace 15 años y tengo dos hijos, el problema surgió  por  la actitud de mi marido; nuestra vida sexual es plena,  pero él vive preguntándome si cuando yo estoy sola me masturbo, me lo pregunta una y otra vez, yo obviamente cuando estoy sola me gusta hacerlo, pero creo que es parte de mi intimidad y no tengo porque compartir todo con mi pareja; la duda más grande sale, porque presiento que me espía de alguna manera, para descubrirme haciéndolo, lo que no sé, es cómo darme cuenta.  Ayuda por favor.

Parece que   la insistencia de tu marido es alta, ya que te sientes espiada. Hay hombres que no pueden creer que sus mujeres sean capaces de tener sexo placentero sin ellos, lo que los pone inquietos. Te sugerimos que hables   con él y le digas que estás muy satisfecha con tu vida sexual y que le pides, por favor, deje de insistir en saber si te masturbas o no, ya que eso forma parte de los derechos sexuales de las personas, es decir, es uno de los 12 derechos sexuales que tenemos las personas  como   la privacidad sexual, que involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales   en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos   de otros. Si quieres, puedes proponerle acudir a un taller de sexualidad y así podrán descubrir hasta dónde están sus límites y hasta averiguar mejores formas de expresar su sexualidad que espiando uno al otro.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK