Dilemas de pareja

Los deseos reprimidos pueden provocar el distanciamiento en una relación
Cecilia Rosillo
20/05/2015 - 04:00

 

Buenas  tardes. Tengo un problema y no sé qué hacer. Resulta que yo tengo pareja, pero me masturbo. Esto me causa problemas con él porque en algún momento se lo comenté y me dijo que si no me era suficiente estar con él. A mí no me gusta esconder mi vida sexual a mi pareja, porque si llegamos a vivir juntos no quiero estar metida o encerrada en un lugar bajo llave para hacerlo. La verdad es que sí me satisface lo que hacemos juntos, pero siempre me he masturbado y me gusta. ¿Estoy mal? ¿Qué es lo mejor o lo correcto en estos casos?
 
Atte. Graciela P.
 
Lo mejor y lo correcto en todos los casos es disfrutar el sexo, sentirnos bien. El que tiene una idea equivocada del autoerotismo es tu pareja, no tú. Esta práctica es una expresión de amor y sexualidad hacia uno mismo, que no tiene que estar supeditada a nadie. Es como si quieres comer tacos y él no, y sólo por eso te tengas que quedar con hambre o el antojo. Lo mejor es que hables del tema, no se trata de que él domine tu vida sexual y que se vuelva el responsable de tu placer, sino de que comparta sanamente la parte que le toca. Quizá le venga bien una terapia con algún educador sexual.
 
 
Hola, tengo 30 años y tengo 13 viviendo con mi marido, 10 años mayor que yo. Es un hombre muy inteligente y no es el típico macho mexicano.  Lo amo, pero desde que recuerdo nunca ha estado loco por tener sexo conmigo, ni cuando recién nos mudamos a vivir juntos. Yo soy una mujer muy caliente, me encanta el sexo y cuando estoy con él y me hace el amor me hace sentir en las nubes, me vuelvo una máquina orgásmica, pero eso es muy pocas veces, en estos últimos siete meses sólo lo hemos hecho unas diez veces y jamás dos días seguidos. Siempre que lo hacemos siento que yo lo obligo porque insisto, él jamás me ha pedido que lo hagamos. No creo que sea gay, pero uno nunca sabe. Estoy segura que no tiene otra mujer porque estamos 24 horas al día, siete días a la semana juntos, pues trabajamos en el mismo lugar y no hay de otra. La verdad ya me estoy cansando y quiero dejarlo, pero no tengo el valor ya que yo lo amo y quisiera tratar de arreglar las cosas. Ayuda. ¿Qué puedo hacer?
 
Olga B.
 
Es obvio que el apetito sexual es distinto en cada uno. En este caso debes hablar con él para saber si más bien se trata de un caso de asexualidad, personas que no están interesadas en el sexo, pero que son capaces de amar como cualquiera. En este caso, tendrían que acordar frecuencias y maneras de empezar el juego erótico para que ambos salgan ganando, es decir, tú tengas más sexo del que te da a regañadientes y tú, no presionar de más. Lo mejor es que vayan con un sexólogo con especialidad en sicología y les ayude a definir la situación, ya que en estos casos las susceptibilidades muy fácilmente  dañan.
 
 
Hola, espero me puedan dar una pequeña ayudadita estoy casada con un militar desde hace dos años, pero no vivimos juntos. A él lo mueven mucho de lugar y yo estudio medicina. Hace unos días, me propuso que me vaya ya a vivir con él porque no aguanta estar solo y estará en el mismo lugar un par de años más. Yo también quiero estar con él. Hemos sabido sobrellevar las relación a la distancia, porque donde está no es igual la universidad. Aún voy por mi año tres de medicina, me faltan cinco años más con la especialidad. Él viene unos días cada fin de mes y regresa a su trabajo y, la verdad, últimamente eso también me está afectando. Gracias por la ayuda.
 
  Jimena Z.
 
El problema de las relaciones a distancia es que se tiende a idealizar a la pareja y se crean expectativas muy altas cuando se da la convivencia diaria. Lo más importante es evaluar si tu proyecto personal encaja con el de él, porque después quien deje lo suyo por la pareja podría ‘cobrar esa factura’ en el futuro. La comunicación franca es la mejor herramienta.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK