Hay que tener el sexo en forma

Es mejor la honestidad para tener sexo seguro, sobre todo con parejas ocasionales
Cecilia Rosillo
18/03/2014 - 03:00

Más vale preguntar
Mira, el sexo casual con desconocidos tiene un alto riesgo y, por ello, no es en vano que sea la forma más común de contraer enfermedades curables y hasta mortales. El principal problema es que algunas personas puedes estar infectadas y no saberlo, con lo que contagian a otros. Por otra parte, es muy difícil que una persona, antes de tener sexo con otra, le cuente sus padecimientos sexuales, ya que eso haría que la mayoría de las personas rehusaran el encuentro. A estas alturas, lo más correcto es que las personas con vida sexual activa se hagan un chequeo médico de detección de enfermedades de transmisión sexual, de menos cada seis meses, sobre todo cuando hay promiscuidad o varias parejas sexuales. Si en verdad te gusta, te sugerimos que le preguntes directamente; la honestidad en este sentido es uno de los pilares del sexo sano y que le pidas un examen que asegure que no contraerás ninguna enfermedad por su causa; quizá te pida lo mismo, cosa a la que tendrías que acceder.Ejercicios para el placer.

Bueno, si has tenido tres hijos y por la sensación que dice tu marido que experimenta, aunque tú no lo comentas, suponemos que tus partos fueron vía vaginal. Éste músculo, como todos los del cuerpo, llega a perder tonicidad y fuerza por varias razones, en especial cuando ha sido sometido a ensanchamientos muy grandes como lo es la expulsión del bebé al nacer. Aunque, en general, la vagina tiene una gran capacidad de recuperación, su fortaleza se afecta. Lo bueno que tiene, como todo buen músculo es que se puede poner en forma con ejercicios. Los llamados de Kegel son muy buenos para esto que, además, te ayudará a evitar una probable incontinencia urinaria. Para que sepas cuáles músculos trabajan, siéntate en el sanitario y al orinar intenta retener el flujo de orina contrayendo los músculos del piso pélvico sin contraer los músculos del abdomen, caderas o nalgas. Esta serie de ejercicios te puede ayudar: Contraer los músculos de la vagina durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces. Contraer y relajar lo más rápido que se pueda. Repetir 25 veces. Imaginar que se sujeta algo con la vagina, mantener esta posición durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces. Imaginar que se lanza un objeto con la vagina, mantener la posición durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces. Imaginar que se acaricia un objeto con la vagina como una madre a un niño, mantener la posición durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces. Estos ejercicios hay que realizarlos tres veces al día.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK