Le gusta por detroit

Cecilia Rosillo
16/02/2017 - 05:00
 

  Hola, quiero ayuda porque mi pareja y yo ya probamos de todo en la cama y él está particularmente obsesionado con mi culo. Al principio,  me daba cosa, pero ahora ya me gusta el beso negro, aunque me duele que trate de meter el dedo, pero siempre lo  intenta porque lo vuelve loco.  Ahora ya quiso sentir lo que cree que yo siento y me pidió que le hiciera lo mismo. Ayer le metí un dedo y le gustó. Va a querer más, lo sé. Mi pregunta es si ¿esto es común? Él me aclara que no es gay y me dice que esa zona es muy sensible. Leí que ahí está el Punto G en los hombres,  pero hacerlo me hace sentir rara, ¿debo hacerlo?  Pamela T. 

Nadie tiene que hacer nada que no quiera o lo haga sentir mal, sin embargo, si al decir ‘rara’, quieres decir que sí quieres, pero no te atreves, es sólo cosa de confianza y tiempo. El ano es una zona muy sensible y por ello para muchas personas resulta sumamente excitante. Aquí no está el Punto G de los varones, pero sí es el camino para llegar a él. Para encontrarlo, efectivamente tienes que introducir el dedo por el ano y presionar hacia la próstata,  ahí encontrarás una pequeña protuberancia que indica que has llegado, es más fácil hallarlo si él encoge las piernas sobre el abdomen. 

 

Hola, últimamente he tenido mucho la idea, al momento de tener sexo con mi novio,  que me gustaría ser vista por personas desconocidas y que éstas no supieran que yo sé que están observando. Esto me sube la libido a todo lo que da. ¿Es muy pervertido? No sé si intentarlo, ¿qué opinan? Wendy M. 

Esa es una conducta exhibicionista y generalmente es manifestada cuando hay inseguridades en la persona; los estudios que hay al respecto señalan al exhibicionista como individuos tímidos y que no les es fácil relacionarse con el sexo opuesto. En algunos exhibicionistas, el deseo ocurre cuando tienen crisis emocionales, aunque la persona suele mostrar una inteligencia normal y un nivel sociocultural,  también normal. Te recomendamos que vayas con el sexólogo para ver qué parte de tu sexualidad no está bien cimentada y dónde radica esa inseguridad que quiere salir exhibiéndote como una amante que sí puede. 

 

Espero me ayuden, por favor. Tengo una relación desde hace dos años con un hombre al que amo mucho y es súper especial conmigo, cuando estamos bien, es como un cuento de hadas. Nunca me ha engañado,  la verdad está muy enamorado de mí, pero cuando peleamos, se convierte en una persona muy impulsiva y me trata mal, es celoso y siempre saca a relucir cosas del pasado. Por ejemplo, cuando  lo conocí yo salía con otros hombres, normal, él no me interesaba, pero me fue conquistando,  me di cuenta que lo quería y nos hicimos novios. Cuando no eramos nada, pero salíamos, también salía con otro muchacho que me gustaba mucho  y ahora en el presente, él no supera eso, está siempre celándome con el mismo tipo,  ya me tiene abrumada con eso. Si peleamos  me pide perdón, me dice que me ama, ya  lo he perdonado tres veces y volvemos a lo mismo. No sé qué hacer, si seguir con él porque es muy buen hombre, pero tiene ese problema de celos y de ira. Ayúdenme  a saber qué hacer. Helena G. 

Los celos son una parte que debe ser tratada para que las cosas funcionen en la relación. Hay dos maneras en que estos surgen: Cuando la pareja cometió infidelidad, traicionando   la confianza, y cuando la inseguridad de la persona hace sentir amenazada su relación por cualquier persona. En el primer caso se trata de un asunto que compete a las dos partes  y por tanto debe ser tratada en terapia de pareja para ver si se puede o no salvar la relación y  cómo hacerlo. En el segundo caso, se trata de un problema personal, por lo tanto más  que un asunto en pareja se debe hacer una terapia psicológica para descubrir la razón de la inseguridad. Mientras él no supere su inseguridad no habrá nada que puedas hacer. 

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK