¿Dejo a mi hijo o a mi novio?

Cecilia Rosillo
15/04/2016 - 05:00

Hola, mi duda es la siguiente: Me gustaría saber cuál es el afrodisíaco más potente que existe. He escuchado que las feromonas son muy potentes, pero no quiero que nadie actúe en contra de su voluntad. ¿Qué tan buenas y efectivas son las bebidas afrodisíacas? ¿Me pueden recomendar productos? Gracias. Julia.

El mejor afrodisíaco es el deseo. La verdad no existen   como tales, es decir, como los poderes sexuales que se les atribuyen. Los alimentos contienen cierto porcentaje energético, los que tienen un grado mayor ayudan a tener un mejor desempeño sexual, pero no aumentan el deseo,   como el chocolate, las frutas rojas, el pescado guisado con un toque de ajo y bebidas como el vino son buenos aliados . El deseo sexual es una combinación de hormonas que desatan las ganas de sexo y las expectativas o ideas que tenemos sobre la relación sexual con una persona y un solo alimento es incapaz de producirlo por sí mismo. El deseo es algo que se trabaja y tiene que ver con la seducción, si quieres un buen afrodisíaco, lo mejor es  seducir  a tu pareja con miradas insinuantes, frases provocadoras y actitud sensual.

Antes de que me digan que soy mala madre, voy a explicar que me separé cuando mi hijo tenía cuatro años, desde entonces jamás he recibido pensión de su padre ni ayuda alguna, tan sólo se lo lleva cada 15 días, pero no se preocupa de ir a colegios o al médico con él, no ejerce de padre o lo que entendemos como tal. Cuando mi hijo tenía ocho años, conocí a una persona con la que nos fuimos a vivir juntos. Él y mi hijo no se llevaban bien y eso hacía que discutiéramos, ya que yo defendía a mi hijo, al final nos separamos. Hace un año conocí a quien es mi pareja hoy, mi hijo ya tiene 15 años y se llevan fatal, mi pareja le pide respeto para mí y para él, y mi hijo contesta con malas caras y groserías. Mi pareja no quiere seguir así, porque la estamos pasando mal por las discusiones, pero si no es por mi hijo, él y yo nos llevamos genial, reímos y disfrutamos. Llevé a mi hijo con mi madre por una situación muy complicada y él está muy arrepentido por su comportamiento, pero ya no sé si hay tiempo de arreglarlo, mi pareja está muy enojada. ¿Qué debo hacer? ¿Perder a mi pareja a la que quiero e irme con mi hijo por segunda vez? Pienso que nunca podré tener a nadie. Mi hijo es muy importante para mí, pero yo lo soy más y hasta ahora siempre miré por él primero, necesito ser feliz por una vez . Alicia T.

El problema con tu hijo es que no has puesto límites claros con él y con tus parejas, ni tampoco has sabido demostrarles el lugar que cada uno tiene en tu vida, sin competencias. Muchas personas que llegan como parejas de personas con hijos (y que ellos no los tienen) no comprenden que las dinámicas son distintas y deben aceptar que el hijo es tu principal responsabilidad. Un error común es querer que los hijos vean en la pareja un padre o una madre, lo que violenta sus sentimientos. No por ser adultos y la pareja de su madre tienen derecho de reprenderlos, decirles qué hacer o mandarlos, la crianza es tu responsabilidad y mientras ello no sea claro, habrá conflictos. El mensaje que le dejas a tu hijo es que eres capaz de abandonarlo por un extraño (tu pareja) al haberlo dejado con su abuela, y eso es el temor que todos los niños tienen en estas situaciones y no has sabido demostrar que no es así, pero que tienes derecho a tener una vida privada  que él debe respetar y  no hacer lo que él manda. Lo mejor es que tomen una terapia familiar, los tres, para que ubiquen su papel dentro de la familia, que quede claro que tu hijo es tu responsabilidad y que tu pareja es un compromiso serio, pero no depende de ti la relación con tu hijo, sino que ellos deben encontrar la forma de convivir armónicamente o al menos con respeto.

Bueno, tengo un pequeño problema de pareja. Nosotros siempre nos hemos entendido muy bien en la cama, pero últimamente mi pareja no se compromete tanto como yo quisiera. A mí me encanta que me hablen rico, eso me excita demasiado, pero él no quiere complacerme. ¿Qué hago?. Sonia T.

Si no lo has hablado con él, es momento de que lo hagas. Lo más importante no es recriminar lo que no hace, sino preguntar si le incomoda hacerlo. Quizá es de esas personas a las que no les sale lo poeta y se siente presionado al intentar decir cosas eróticas, porque no tiene ni idea de qué palabras usar. Si es el caso, puedes ayudarle, dale tips de qué decir, por ejemplo, podrías decirle, “me encantaría que un día me dijeras, me pone loco tocar tu piel desnuda”. “O escucharte decir: me gusta cómo te entregas a mí”. Si tú le das pautas a seguir será más fácil.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK