Me metió sólo la puntita

Cecilia Rosillo
14/07/2016 - 08:41

Hola, estoy angustiada porque pienso que estoy embarazada, ya que  tengo sueño, estreñimiento, retortijones, escucho mis tripas, hinchazón abdominal y sensación de hambre, aún estando llena.  No sé si soy regular o irregular,  pero me hice la prueba de sangre 25 días después de la “relación”, pero no hubo penetración, sólo roces de genitales, o sea su pene tocó mis labios vaginales con líquido preseminal y estaba en mis días fértiles, eso me preocupa más. Yo digo que sí lo estoy y me aturde  ¡ayúdenme! Me bajó un sangrado cinco días, pero lo vi raro y poca sangre, la cual sólo vi que en una mañana no llené la toalla sanitaria como suele llenarse en mi periodo, pero desde que me bajó ese sangrado he tenido flujo blanco y al secarse es como amarillo, picazón y a veces estoy muy húmeda como que si me hubiera  orinado, es muy incómodo. Mariana P.

Las pruebas de embarazo aún en sangre deben hacerse dos semanas después de la fecha en que esperas tu menstruación para que sean confiables, ya que los niveles de hormonas que detecta el embarazo son menores antes de esta fecha y puede salir negativo cuando en realidad sí hay embarazo. Por lo regular, la menstruación se detiene con el embarazo y los flujos de sangre que se dan después de este responden a dos cosas principalmente: La primera, la implantación, pero este en un sangrado marrón y de muy escasa sangre que sólo dura un par de días o dos. Y la segunda, que haya un embarazo fuera del útero, lo cual es muy grave y debes ir de urgencia el médico.

Mi problema es que soy adicto al cibersexo y tengo pareja, bueno, tenía... hasta hace dos días, cuando me cachó teniendo una conversación con un suave tono sexual con alguien. Evidentemente lo he perdido todo con ella, no me cree y no se fía ya de mí. He tirado por la borda una relación amorosa de más de cinco años, relación que esperaba durara para toda la vida. La cuestión es que ésto llevo haciéndolo mucho tiempo, sintiéndome mal en ocasiones. He estado algunos períodos sin hacerlo, pero he vuelto a caer. Mi confusión es: ¿Soy adicto al cibersexo?, y  si lo soy ¿cuál es la solución? Y por favor, no me digan que es ir a un psicólogo, porque eso ya lo sé, quiero decir que si hay alguna paralela o para poder probar antes de acudir a un especialista. 

Eduardo G.

Si ya lo sabes, no lo postergues. La opción que tienes antes del sicólogo es ir al sexólogo, quien puede ayudarte mucho a definir hasta dónde es en realidad una adicción. Lo que es un hecho es que cuando alguna conducta sexual afecta la vida cotidiana de las personas es momento de tomar cartas en el asunto y no dejarlo pasar. Con el sexólogo podrás ver hasta dónde es permitido el cibersexo cuando estás dentro de una relación amorosa seria, los límites de esta actividad bajo esa condición y las posibles negociaciones que con una pareja se pueden acordar.

 

 Soy un hombre de 50 años, casado desde hace muchos años y con hijos. Soy heterosexual, me encantan las mujeres, tengo una vida sexual completa con mi pareja y disfrutamos del sexo de forma sana. El problema (bueno no sé si es  problema) es que me gusta vestir de mujer cuando estoy solo, es una pulsión muy fuerte que practico desde que tenía 13 años y no he podido dejar de hacer. Me produce una sensación indescriptible, placentera, emocionante, me sale el lado femenino. No me atraen nada los hombres, pero tengo claro que tengo una parte femenina dentro de mi, cuando hago el amor con mi mujer a veces aparece esa parte oculta y mi mujer se da cuenta y espontáneamente a veces ella toma el rol de hombre. Me gusta todo esto, pero me siento confuso y a veces culpable. No me atrevo a contarle a mi pareja que me visto de mujer, pues temo que no lo entienda. Por eso pido ayuda. Gracias. César O.

Lo que tienes que hacer es asumir que te gusta vestirte como mujer sin culpa y para ello, lo mejor es ir con un sexólogo especialista en diversidad sexual, ya que ellos tienen el conocimiento y las herramientas para facilitarte esta aceptación y además definir de qué manera puedas tratar este tema con tu esposa y en su caso con tus hijos. La experiencia sexual para que sea sana debe vivirse en plenitud, quizá, y eso debes consultarlo con tu sexólogo, el hecho de mantener tu gusto en secreto es lo que te genera placer y tal vez descubrirlo en tu hogar no sea la mejor opción, pues podría generarte problemas.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK