Disfruta que le den duro

Cecilia Rosillo
13/01/2017 - 05:00

Después de dos años y medio de relación con un hombre casado y numerosos intentos de separarme de él, ¡por fin lo logré!, pero me siento triste y sobre todo muy decepcionada, él me jura que soy el amor de su vida, me ha buscado llorando y pidiéndome que no lo deje, que quiere hacer una vida conmigo, pero claro, después de que su esposa se recupere de una operación, después de que le paguen un dinero que le deben,  de la fiesta de uno de sus hijos,  de tal o cual cosa, y con esas cantaletas me retuvo por más de un año que fue cuando le dije que ya no quería seguir así. Por fin se me cayó la venda de los ojos y me di cuenta que nunca va a suceder, que por más que me quiera, es más grande el miedo que tiene de lastimar a sus hijos y a su esposa que tanto lo ha apoyado. La verdad es que me siento perdida, no sé qué va a pasar conmigo, tengo 26 años y estoy asustada, y ¿si me quedo sola para siempre? Juro que yo no quería destruir a una familia, a mí también eso me daba terror, sólo quería estar con el hombre que amo, pero y ahora qué sigue? ¿Cómo lo supero Maricruz J.

Dejar una relación que no te planteaba ningún futuro fue lo mejor que pudiste hacer, claro que terminar con relaciones donde dejamos el corazón es difícil,  pero no era tuya esa pareja. Estar de amante no es un papel sencillo, porque por lo general siempre se está a la sombra. A tu edad, no deberías ser tan pesimista, pues tienes mucha juventud para elegir mejor. Si quieres una relación verdaderamente tuya, busca entre los hombres solteros, los hay de muchos tipos ahora, desde los que jamás han estado casados hasta los que están divorciados y ya tienen más experiencia en la convivencia bajo el mismo techo. Si no puedes superarlo, busca ayuda   psicológica.

Hola, sin saber por qué, cuando estoy con mi pareja y me da unos azotes en el culo, me excito muchísimo, pero después, cuando lo pienso, digo ¿seré masoquista o algo así? ¿Me pueden explicar? Muchas gracias. Talía E.

Pues si te excitas con los golpes en el trasero, sí eres  masoquista. Pero de esta clasificación hay muchos niveles, no  confundir. Por ejemplo, también es una conducta masoquista el vendar los ojos de la pareja y excitarle, pese a que no median los golpes, pero sí es una forma “agresiva” inmovilizarla; las caricias fuertes,  como las que te gustan también están en los primeros niveles, en la que la mayoría de la gente cae en algún momento. Las personas que gustan de tratos más agresivos y hasta humillantes que tienen otro nivel y conforme las prácticas son más intensas o rudas, el masoquismo es más marcado. Si en algún momento crees que necesitas asesoría  ve con el sexólogo, pues todas estas  prácticas   deben ser hechas con reglas.

Hola, me urge ayuda y orientación porque no se qué hacer. Tengo una hija de 13 años, y vengo observando conductas que me hacen pensar que su inclinación es homosexual. Tiene a su mejor amiga del colegio con la que se ven siempre. Ayer estuvo en nuestra casa todo el día, mi hija dijo que tenía sueño y quería dormir y la amiga también, pero mi hija jamás duerme en las tardes. Me llamó la atención, y sin consultarme se fueron a dormir a su cuarto, donde hay dos camas. Eran las dos de la tarde cuando se acostaron. Dos horas después fui a  despertarlas y me encuentro con que trabaron la puerta. Le pedí a mi hija que me abriera  y empezó dar gritos de que la dejara  en paz, que trabó para que no entre la perra, que quieren seguir durmiendo... Hasta las seis salieron del cuarto. Cuando entré me di cuenta que estuvieron acostadas en la misma cama. No quiero pensar nada raro, tal vez sí  estaban cansadas y durmieron juntas. ¿Pero 4 horas? ¿Qué piensan? Gabriela O.

La etapa en la que se encuentra tu hija es como la de los dos años, de exploración. Pero en este momento ella ya no va a querer que le digas qué hacer, pues es una etapa donde el ser humano descubre su propio yo, y se evaluará a sí misma bajo todos los aspectos que en ella hayas inculcado, desde los estereotipos negativos hasta las ideas y proyecciones que tienes sobre ella. Es algo que tiene que pasar y en ocasiones, las exploraciones homosexuales son parte del proceso. Lo mejor que puedes hacer es generar mucha confianza en ella, y darle claridad para que sepa que puede contar contigo. Te recomendamos que tomen un taller de educación sexual para que ambas aprendan a transitar por esta etapa de la mejor manera y que sepan entenderse una a la otra. Lo peor que puedes hacer ahora es tratar de indagar intrusivamente en su vida.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK