Brillo íntimo

Desde hace varios años una tendencia ha dado un toque muy particular al cuerpo de una mujer
Cecilia Rosillo
11/04/2014 - 04:00
Añadir piedras preciosas a un pubis depilado se ha convertido en una moda y poco falta para que sea una tendencia erótica. Este decorado íntimo se llama vajazzling y tiene poco menos de cinco años en el mercado sexual.
 
Hace apenas un lustro, algunas mujeres empezaron a adherirse cristales sobre la piel, técnica totalmente indolora y temporal. En realidad se pensó como una forma más de hacer algo “lindo” con la zona púbica que durante mucho tiempo sólo contaba con el depilado, el cual vino muchas décadas después de que en la Edad Media se pusiera de moda hacerse trenzas o colocarse listones en el vello púbico.
 
El  vajazzling consiste en aplicar cristales o diamantes (de acuerdo con el bolsillo de cada quien) sobre la piel, para realizar el diseño deseado, estos cristales son de un tamaño muy pequeño. Inicialmente, esta técnica se aplicaba solamente sobre la zona del pubis y estaba destinada a mujeres muy atrevidas y  los diseños más utilizados eran las estrellas y corazones, hoy hay de todo para escoger.
 
Además, en poco tiempo dejó de ser un tipo de tatuaje púbico y se ha extendido a otras partes del cuerpo, lo que hace que muchos la consideren más que una moda, una joya corporal. 
El procedimiento no injerta los cristales en la piel, sólo los pega por encima de ella sin involucrar agujas o procesos invasores. Pero aun así, los sitios donde lo aplican deben tener normas mínimas de higiene; por ello, es mejor asistir a spas o clínicas especializadas ya que la depilación debe quedar muy bien hecha y la decoración planeada, lo que incluye una evaluación de la piel pues no es recomendable para personas con pieles sensibles.  
 
Obviamente, el costo se determina por los materiales usados, así como la exclusividad de los mismos; por eso evidentemente los  vajazzling hechos con cristales son mucho más baratos que los realizados con piedras preciosas como diamantes, rubíes o esmeraldas. 
 
De hecho, firmas  como Schimansky se dedican a producir estos tatuajes con diamantes. Dicha firma es la responsable de haber realizado el tatuaje vajazzling más costoso del mundo. El diseño estaba compuesto por 612 diamantes de 0.5 quilates. 
 
El procedimiento tomó ocho horas de trabajo constante para realizar unas ramas de enredadera con flores. El costo del tatuaje fue de 924 mil dólares.
 
Algunas personas lo han hecho en su propia casa, lo que es factible si se toma en cuenta que se debe tener la zona completamente depilada, de modo que queda libre de vello para que los resultados puedan ser apreciados. Se comienzan a adherir las piedrecitas con un adhesivo especial para piel capaz de fijarlas entre cinco y ocho días, teniendo en cuenta que el tamaño de las gemas debe ser tan pequeño que no cause ningún tipo de daño durante las relaciones íntimas.
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK