“Elige... tu vibrador o yo”

Los prejuicios pueden poner en aprietos a las personas sin experiencia sexual
Cecilia Rosillo
04/11/2015 - 04:30

Tengo 34 años y por cosas del destino o miedo a los hombres, nunca he tenido novio ni nada por el estilo. No sé qué me pasa, que últimamente he tenido el deseo sexual más alborotado que nunca, tanto así que me sueño haciendo el amor y cuando despierto sorprendo a mi vagina haciendo contracciones involuntarias y en el día, de las mismas ganas que tengo, la mantengo apretada y soltando es como si tratara de apretar un pene, me masturbo y no es suficiente. Estoy desesperada, todo el día me la paso imaginando haciendo el amor y es que mi pobre vagina no aguanta más. A veces me odio por ser así, ¿por qué nadie se fijó en mí? ¿Acaso no merezco que alguien me desee? Tampoco soy tan fea, ¿por qué siempre pongo los ojos en personas que no me voltean a mirar, ni siquiera para escupirme, y los hombres que se fijan en mí todos son casados con hijos y descaradamente me dicen que se quieren acostar conmigo, pero sólo por pasar el rato? Lo malo es que a mí me educaron con valores y al estilo antiguo, de lo contrario me acostaría con cualquiera que me lo pidiera sin importarme, pero algo en mi conciencia no me deja. Odio ser tan mojigata y tímida. No quiero morir virgen. ¡Ayuda!

Las concepciones que tienes sobre los valores y el sexo están muy equivocados y marcados por una moral débil. No se trata de irse a la cama con cualquiera, sino de saber escoger a la persona adecuada a nuestra existencia para hacerlo, más allá de un contrato matrimonial. También el sexo responsable y sano se trata de saber el momento en que ya estamos listos para hacernos responsables de los riesgos y compromisos que una relación erótica tiene. Si tú tienes miedo de los hombres, ellos lo ven y, obvio, no se acercan; nadie va a acercarse a una persona que evidentemente los rechaza. Necesitas ayuda sicológica y educación sexual urgente si quieres tener una vida emocional sana. Claro que mereces ser amada, pero primero debes aclarar y vencer tus miedos, que son los que alejan a la gente y al amor de ti.

Hola. Quería preguntar algunas dudas que no le puedo preguntar al doctor por pena. Tuve relaciones sexuales con mi novia, con condón, empezamos y al poco rato acabé primero y no se dio cuenta mi novia, entonces seguimos teniendo sexo durante unos 15 minutos más y acabé de nuevo junto con ella, pero mi duda es si hay riesgo de embarazo, ya que revise con claridad que el condón siempre estuviera bien puesto. También revise bien que no estuviera roto. ¿Hay posibilidades de que haya ocurrido algún derrame de semen o que se saliera del condón? Estoy preocupado. Mariano A.

La pena es una de las emociones que no juegan en el sexo, sobre todo si se trata de evitar un embarazo no deseado. El uso del condón debe ser preciso para evitar problemas. Es muy difícil que hayas podido mantener la erección 15 minutos después de la primer eyaculación, lo que hace muy factible que el semen que queda en la punta se derrame hacia atrás, embarre el cuerpo del pene. Si el condón de verdad jamás se movió y el pene se mantuvo no sólo erecto, sino engrosado (lo que evita la fuga de líquidos) es poco probable un embarazo. Pero si hubo fugas, porque el pene bajó el grado de erección y de engrosamiento, podría haber una probabilidad al frotar el condón con semen en la entrada vaginal.

Buenas noches, pues mi problema es el siguiente: Tengo 11 meses con mi novia en relación a distancia. Alrededor del quinto mes, ella se compró un vibrador. Desde ese día, lo usa a diario cuando vamos a hacer algo (por cámara). No deja de usarlo, lleva cinco meses diario con él. Con el tiempo me empezó a fastidiar el vibrador, porque ella decía cosas como “vibra más, ¿por qué vibra tan poco?” “me gusta siempre en lo más fuerte”, cosas así... (ella jamás se ha penetrado). El punto es que un día haciendo cosas... ella se puso el vibrador en su clítoris con 30 minutos y jamás logró el orgasmo, yo ya estaba aburridísimo. Yo me hice a la idea de que tal vez el vibrador le quitaba sensibilidad a su clítoris y le dije que no quería que lo usara más y empezó la pelea, ella decía: “Es mi libertad”, “me gusta usarlo”, “no me lo puedes prohibir”, pero al verla aferrada a él le dije: "El vibrador o yo". Me dijo que lo dejaría, pero cada vez que intentamos hacer algo, ella espera a que yo esté muy excitado y me dice: “Iré por mi vibrador, sólo tantito” y toda esa excitación se va ¿qué pasa conmigo? ¿es malo el vibrador? ¿si le digo que no lo use es malo? ¿ella puede ser adicta? Tendremos nuestra primera vez y tengo miedo de que no se le haga algo maravilloso, porque ella está acostumbrada a su vibrador. Ayúdenme. Sergio A.

Ese es uno de los riesgos de las relaciones a distancia, el sexo es contacto físico y para las mujeres es mucho más necesario sentir para lograr la excitación; si no lo hay, la ayuda con juguetes sexuales es obvia. Efectivamente, no puedes ponerla a decidir entre un vibrador y tú; además de infantil es una muestra de control no válida en el terreno sexual, si no estás ahí para “hacer la chamba”, ella tiene derecho a usar otros recursos. No es que sea adicta, simplemente es un juguete muy efectivo. Si van a tener pronto su primer experiencia, lo mejor es que vayan sin expectativas muy altas y sin complejos de inferioridad.

Glosario sexual

Vibrador: Juguete sexual que tiene la capacidad de vibrar para producir excitación en los genitales.

Vagina: Conducto fibro muscular elástico, parte de los órganos genitales internos de la mujer y parte del aparato reproductor femenino.

Condón: Funda muy fina y elástica, hecha de látex u otra materia similar, con que se cubre el pene al realizar el coito; sirve para impedir que la mujer quede embarazada y para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK