No le gusta que le den por ‘detroit’

Cecilia Rosillo
04/01/2017 - 05:00
 

Hola, resulta que no sé qué me pasa, que no dejo de tener miedo y aún no puedo ser penetrada por mi esposo. Me han dicho que eso es vaginismo,  un trastorno sexual,  y según he leído es fácil de salir de él,  pero yo no puedo. Espero me ayuden y me den consejos. Gracias. Olga B.

El mejor consejo que te podemos dar es que vayas al médico sexólogo cuanto antes y veas qué diagnóstico te da y si efectivamente es vaginismo, sigas las indicaciones de la terapia. Por lo regular, cuando hay este tipo de problemas que viene por miedo, el trabajo más que ser con ejercicios para tu cuerpo empieza por desbloquear el miedo a través de terapia. Si el miedo no se quita es porque no lo has trabajado y mientras exista, no habrá forma de que tengas una vida sexual sana. Los miedos sexuales son difíciles de enfrentar porque nos llevan a una parte que no nos gusta ya que,  por lo general,  nos lastiman, pero al no superarlos tampoco nos dejan sentir placer, no sólo sexual,  sino de muchas otras maneras; es una sensación que  bloquea,  lo que hace que muchas otras cosas de tu vida no las goces como debieras.  

 Hola, ¿por qué la penetración por detrás es tan solicitada por los hombres y se ponen como loquitos? De hecho, creo que es una de las posturas que más disfrutan o ¿me equivoco? A mí no me gusta, la verdad, pero a mis parejas que he tenido sí y no sé qué onda con eso.  Julieta A. 

Ciertamente es una de las posturas favoritas de la mayoría de los hombres por una sencilla razón: les permite tener una vista privilegiada de la penetración y como el varón, para excitarse, es más visual que la mujer, esta postura le ayuda mucho a llegar a niveles de excitación que con otras posturas no consigue o tarda más en llegar. Por otra parte, es una posición que les da mucho del dominio,  pues ellos llevan el ritmo y controlan la profundidad de la penetración. Los hombres de pene pequeño tienen la ventaja de llegar más profundo en esta posición,  por lo que si existe en ellos algún complejo con  respecto de su pene, en esta postura eso se minimiza. Para la mujer suele ser dolorosa si el pene del compañero es largo y muy ancho,  ya que reduce la cavidad vaginal haciendo topar el pene con el cérvix. 

 

 Hola, resulta que tuve un novio con quien duré más de dos años. Rompimos porque simplemente las cosas ya no estaban funcionando. Había aceptado ser su amiga, pues decía quererme demasiado y que no quería perderme. Pero después de 10 días de la ruptura, él empezó a salir con otras chicas, (una de ellas con la que yo lo celaba y él decía que no debía preocuparme). Razón por la cual decidí cortar la comunicación (yo seguía en mi duelo de olvidarlo). Ha pasado un mes desde entonces y dice que quiere volver. ¿Debería volver con alguien que estuvo saliendo con la chica sobre la que él insistió que no debía ponerme celosa cuando eramos novios? Esto me creó muchas inseguridades. Ayuda, por favor. Fernanda U. 

Recuerda que una persona elige estar de pareja con alguien, no para hacer feliz a la persona, sino para ser feliz ella. Si tú no vas a ser feliz y desde el inicio vas a estar en el infierno de la inseguridad, no tiene caso. Si las cosas por las que se separaron ya están sanadas y superadas o corregidas, según el caso, (pero en hechos no en promesas),  entonces podrías considerar las cosas. Él quizá te diga que no quiere perderte y que quiere estar contigo,  pero tienes que ser clara con él y si estás insegura pregúntale qué tan dispuesto está a entrar en una relación, en la que aún lo vas a celar y  tu inseguridad gobernará muchos de sus momentos. Primero debes estar bien tú, trabajar tus inseguridades y después decidir si regresas o mejor inicias una relación nueva. 

 

 

 
 
TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK