Quiere darle por detrás

AlmaMar
13/06/2016 - 05:00

Soy mujer y me gustan las mujeres. Me encantan, pero cuando veo porno lésbico no me prende tanto como el porno heterosexual, ¿es eso normal? Me excita mucho cuando me imagino que yo soy el hombre, pero no quiero cambiarme de sexo, espero puedas ayudarme. 

        BERENICE, la CONFUNDIDA 

No te preocupes, te pueden excitar temas que parezcan prohibidos, recuerda que la fantasía es parte activa de la salud sexual y quizás lo que tanto te excita de las películas heterosexuales es la idea de hacerlo con un hombre en contra de lo que tú eres. Lo he dicho antes, nada es anormal, mientras te guste, mientras el deseo sea propio y no dañes a terceros.  

 

Hola, padezco enanismo y soy un hombre felizmente casado desde hace dos años, disfruto plenamente la sexualidad con mi esposa, sin embargo, hace un par de meses descubrí que me excita mucho que "me maltraten en la cama", diciéndome insultos o referencias a mi corta estatura, por lo que me agrada que  mi mujer me domine. El problema es que ahora siento mucha excitación cuando otras personas también me insultan por cualquier motivo y en especial cuando mi jefe me regaña en la chamba y me dice: "haz bien las cosas, enano" en tono severo. ¿Qué puedo hacer?, tengo miedo que la gente lo note. ¿Esta situación es normal? 

          GIL, EL PEREJIL 

Los fetichismos verbales, los juegos de palabras y roles son muy divertidos y normales en parejas que gustan de salir de la rutina y la prueban aventuras extremas. Aprovecha que con tu mujer puedas jugar, pero no toleres insultos ni situaciones humillantes en el ámbito laboral, porque la gente  podría pasarse de la raya. Limítate a la cama donde el juego es claro, íntimo y por más insultos no deja nunca de ser juego.  

Soy divorciado y estoy solo hace cuatro años. Me encantaría conocer a una compañera con quien haya química. Alguien con quien pueda compartir y que sume a mi vida en lugar de hacerme la vida difícil, alguien alegre, versátil, femenina y con ganas de coger todos los días, ¿cómo le hago? 

          CHALO, el PALO 

Bienvenido al club, todos queremos exactamente eso. Lo que te puedo decir que funciona es que volverte más observador y relajado, galante con las personas que te topas y aventurero. La soledad es un mal consejero, métete a grupos de pláticas, de museos de las cosas que te interesan y lleva diario el radar prendido, muchas mujeres están tratando de encontrar un compañero con la sensibilidad que describes. 

Mi esposo quiere  celebrar nuestro aniversario con sexo anal. Yo, al principio, pensé que era broma, pero en cuanto se acerca la fecha me ha enviado artículos que dicen que es maravilloso, flores con tarjetas que dicen que espera con ansias el momento y la advertencia de que si no lo hago va a ser para él una gran decepción. Mis amigas tienen varias opiniones, unas dicen que duele horrible, otras que aseguran que termina uno por acostumbrarse y otras que es de putas hacer eso. ¿Qué piensas tú? 

          TICA, la ANALÍTICA 

El sexo anal es un capítulo nuevo para muchos amantes. De primera instancia te diría: sacúdete los prejuicios y juega. El dolor depende mucho del tamaño del pene, del tamaño de tu cuerpo y lo relajada que te encuentres. Se me hace poco amable que exista un chantaje en cuanto a las expectativas que tiene tu marido, no dejes que eso te presione; vive esta aventura como una desvirginación, date chance a explorar tus espacios y relájate en cuanto te decidas. Hacerle el amor anal tú a él es otra gran aventura, si no te sientes cómoda dile que va él primero y luego tú. 

Mi hermano le pone el cuerno a su esposa como mi papá lo hizo con mi mamá. Yo, a mi cuñada la odio, pero lo que hace mi hermano va en contra de lo que creo, de lo que soy.  Me divorcié porque me pusieron el cuerno a mí y pienso que la infidelidad es un mal de hombres acorazados y mujeres que se meten con cualquiera. No me hablo con mi hermano y lo extraño tremendamente ¿Verdad que tengo razón en alejarme?  

          MIRNA,  la VIRNIA 

Por favor, no te metas en líos que no son tuyos. No eres la justiciera de nada ni eres la indicada de juzgar a nadie, aunque se trate de tu familiar. Las cosas no deben darse así  porque cada pareja es un mundo y de fuera las situaciones de vida son distintas. Busca la felicidad en ti,  relaciones que te sumen, deja a tu hermano,   tu cuñada y al resto del mundo fuera de tu juicio y da  respeto en la vida de los demás. 

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK