Me gusta que me la chupen en baños públicos

Cuida en qué boca metes tu cosita
francisco.perez
08/02/2016 - 13:53

Mi marido es médico y una novia de la infancia lo buscó para que la atienda con las anginas de su hijo, a quien operó con éxito. La novia se ha pasado desde entonces buscándolo por la gripa del abuelito, por el dolor de oído de un tío, por el cáncer de laringe de su cuñado y entre una cosa y otra, hablan por teléfono seguido. Yo a mi marido no lo veo menos cariñoso conmigo, pero me late que esta mujer quiere tener un acostón con él. ¿Le prohíbo que la vea?

         ANDREA, LA QUE MAREA

En una relación seria la prohibición se convierte en un chiste y después en una gran tentación. Los romances de infancia tienen un dulzor especial en el alma, yo te recomiendo que no caigas en tentaciones que marquen en tu historia una situación tan negativa. La confianza en tu marido es esencial en este momento, si es cariñoso como suele serlo, si ella lo tiene como médico de confianza, no alteres tu vida y enfoca tu energía en tus proyectos, en lugar de jugar a la espía y recuérdale con sexo, que en su casa contigo se hace el amor rico y muy seguido.

 ¿Qué le gustaría a una mujer que un hombre hiciera para que se sienta completamente satisfecha?

         MANUEL,  EL TAXISTA

¿Completamente satisfecha? ¿Eso existe? Lo que te puedo decir es que las parejas deben de consentirse, quererse y apreciarse, agradecer constantemente con detalles; preguntar, amar y considerar. Una persona necesita sentirse escuchada, mimada y admirada. Lo que hace una relación fuerte y satisfecha es el entenderse como una persona completa y no creer que alguien más te puede dar ese sentimiento de plenitud y felicidad. Es un regalo sentir que la casa es un oasis, un lugar donde los horrores del mundo quedan fuera y sólo hay amor y ternura en casa. 

Yo no alcanzo a comprender a las lesbianas. No entiendo por qué habiendo tantos hombres con ganas de satisfacerlas, se conforman con una persona que no tiene el miembro esencial que las puede hacer felices. ¿De verdad pueden sentirse completamente satisfechas?

       NERÓN, EL PATRÓN

Mucha gente no logra hacer empatía en los gustos de otros. Ni homosexuales ni heterosexuales necesitan del miembro del que hablas para tener relaciones completamente satisfactorias. Hay dildos muy buenos, lenguas que hacen magia y dedos que parecen veinte en lugar sólo diez. Uno se enamora de la persona sin pensar en su género, ni en su miembro. Cada relación es distinta y que aquello que le gusta a unos, les disgusta a otros. La diversidad entre los seres humanos debe  ser aceptada sin tratar de entender nada más.

Tengo una prima que ya no necesita el dinero y sigue siendo prostituta; mi mujer ha hablado con ella y mi prima se justifica de muchas maneras, pero al final termina en lo mismo, jurando que se va a dedicar a otra cosa y no cambia de chamba. No es que yo le deba  decir qué hacer, pero la verdad, ¿una vida de puta es opción?

      TOMÁS, EL MANDAMÁS

Muchas mujeres gozan haciendo el trabajo de prostitución, mientras no hay un padrote que las explota y ellas deciden con quién se quieren acostar. Aunque es un placer difícil de entender existe y uno debe de dejar de juzgar.  No tienes por qué meterte tan íntimamente en la vida de tu prima, si ella es mayor de edad y no quiere cambiar de profesión, es cosa suya ¿quién se mete a averiguar que te da a ti placer en la vida? 

Desde que mi mujer se volvió religiosa, no tenemos buenas relaciones sexuales. Siento que Dios se metió entre nosotros, que en lugar de darnos paz, me ha sacado de la jugada. Mi mujer  ahora me rechaza y quiere rezar, en lugar de amar. Yo no sé cómo resolver este problema porque ir a misa antes me gustaba y ahora ya no.

MAGDA,  LA MAGDALENA

Siempre se le puede decir que la forma de acercarse a Dios es amando, haciendo el amor y dándole al otro (a) esa felicidad que no es material y sólo se alcanza cuando uno se vuelve etéreo. Si Dios viera  como pecado el entregarse y tener sexo, no sería la manera de reproducirse y tener la bendición de los hijos. Trata de encontrar con tu mujer el punto adecuado para que la pareja no se desvanezca. Pareciera, por lo que cuentas, que ella usa la religión como excusa para no acercarse a ti, una terapia podría poner las cosas en su lugar y entenderse.

Me gusta que me la mamen en baños públicos, es como una obsesión. Si salgo y regreso sin mamada, siento como que la noche no tuvo diversión. Me gusta eso y me molesta que me juzguen cada vez que lo cuento. Las chupadas no dan Sida, no te infectan y se siente muy rico; además, se puede hacer muy cómodamente en un baño público de verdad, ¿soy una persona rara por eso?

LALO, EL DEPRAVADO

Con esa costumbre tuya no le haces daño a nadie. Mientras la goces y encuentres experiencias con gente que  gozó igual que tú, diviértete y pásala bien.   El sexo oral tiene sus encantos, yo no creo que sea raro tenerlo con mucha gente, creo que lo raro es tener la claridad de sentir esas ganas. Date gusto, pero toma tus precauciones y cuida en qué boca metes tu cosita.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK