Armando Ríos Piter

Es senador del PRD, intentó ser candidato a la gubernatura de Guerrero. ¿Qué opina de la situación que vive esa entidad? ¿es un jaguar o un lindo gatito? Conózcalo en esta Bocanada.
Samuel Ocampo
11/05/2016 - 05:00

—¿Quién es Armando Ríos Piter?

—Un político que desde la izquierda quiere cambiar cosas, especialmente buscar nuevas formas de hacer política,  nuevos mecanismos de acercarse con la gente.

—¿Profesión?

—Soy abogado y economista, pero básicamente me dedico a hacer política.

—¿Estado civil?

—Casado, con dos hijos.

—¿Edad?

—43 años.

—¿Izquierda, derecha o centro?

—De izquierda y creo que el cambio en el país viene desde esa plataforma.

—¿No te gustó colaborar con el PRI o  el PAN?¿Tuviste malas experiencias?

—No las tuve, fui funcionario en esas administraciones y cuando tuve la oportunidad de decidir por una militancia, decidí militar en el PRD por ser un partido de izquierda.

—¿No les aprendiste malas mañas al PRI o al PAN?

—Conocí a mucha gente talentosa, con ganas de querer aportarle mucho al país.

—¿Crees en Dios?

—Sí. 

—¿Te encomiendas a él?

—Diario si es posible.

—Por los Caminos del Sur...

—Los problemas del sur desafortunadamente no están sólo  en esa geografía, aunque ahí masivamente se manifiestan. 

—¿Tiene salvación Guerrero?

—Sí, sin duda tiene salvación si se logra organizar la sociedad y cuando llegue una camada de políticos que no solamente piense en cómo robar…

—¿Estaban mejor con Ángel Aguirre?

—La problemática de Guerrero se mantiene ya desde hace muchos años. 

—En un momento de reflexión ¿te has puesto a pensar “de la que me libre” de  haber llegado a la candidatura y gubernatura?

—No, yo siempre estuve consciente del tipo de dinámica que se vivía en Guerrero, tan es así que  lo manifesté.

—¿Has hablado últimamente con el gobernador Héctor Astudillo?

—No recientemente, hará dos o tres semanas vía chat. Trato de tener comunicación para tratar de  ayudar en grupos que pretenden acercarse y distensionar políticamente a la entidad.

—¿Te gusta el actual PRD?

—Creo que el actual PRD tiene enormes encrucijadas que no ha logrado resolver. Ha ido aplazando su renovación. 

—¿De dónde sale tu sobrenombre de ‘El Jaguar’?

—De la Sierra Madre del Sur, de la Costa Grande de Guerrero, cuando fui secretario de Desarrollo Rural y posteriormente candidato a diputado federal…

—En la política, ¿eres un verdadero jaguar o un lindo gatito?

—Me gusta que me digan ‘Jaguar’ y entender la política como jaguar.

—¿’Sacas las garras’ para defender lo que es tuyo?

—Pues a mí me parece que hay que ‘rugir’, y esto evita ‘sacar las garras’. 

—A quién le has ‘rugido’ más, ¿a Jesús Ortega o a Miguel Barbosa?

—Eh, pues a Miguel Barbosa no le he ‘rugido’. Con él hago equipo político y trabajo.

—¿Es Miguel Barbosa un buen compañero, un buen líder?

—Es un buen líder. Me siento contento con el trabajo que hemos hecho en estos dos años y medio.

—¿Has ‘sacado las garras’ con Alejandro Encinas?

—No, jamás. Es un amigo  a quien le he aprendido mucho.

—¿Y si te gana la candidatura a la Constituyente por la Ciudad de México no le harás ningún ‘rasguño’ ni nada?

—Pues que yo sepa no hay ninguna competencia ahí. 

—A qué le temerías más  ¿aventarte de La Quebrada o buscar de nuevo la candidatura para ser gobernador de Guerrero?

—¡No, pues aventarme de La Quebrada! 

—Ahorita que estamos en la discusión del Sistema Nacional Anticorrupción, ¿al PRI le da miedo la transparencia?

—Al PRI me parece que le han faltado buenos instrumentos para entender que el país ha cambiado  y que hoy avanzar en transparencia y corrupción es una demanda a la que todos tenemos que entrarle. 

—¿Y al PRD le da miedo la transparencia?

—Hay actores a los que les preocupa la transparencia en todos los partidos. Así como hay políticos que nos interesa no solamente la transparencia, sino el combate a la corrupción, por eso se requiere una visión de Estado y no solamente partidista.

—¿Algún día sabremos lo que sucedió la con los estudiantes de Ayotzinapa?

—Estoy convencido de que lo sabremos y que es una necesidad para el pueblo de México si es que queremos que este tipo de situaciones no vuelva a suceder.

—Por más esfuerzos que se hacen en Guerrero para terminar con la pobreza, este problema no termina, ¿a qué crees que se deba?

—Sí. El problema es que muchos políticos que hacen políticas públicas las diseñan y no las implementan. El problema de la pobreza deviene de un sistema político que requiere de clientelas para seguir aprovechándose de él.

—Si Héctor Astudillo te buscara para integrarte a su gabinete, ¿qué le responderías?

—No, de ninguna manera. No participaría jamás con Héctor Astudillo.

—¿Con quién irías al Pendón de Chilpancingo, con Andrés Manuel López Obrador o con Jesús Ortega?

—Pues a mí me gustaría ir con la gente de Guerrero. No me gustaría ir necesariamente del brazo de nadie. La gente de Guerrero es fascinante, especialmente en el Pendón. Sobre todo, si puedo irme echando un mezcal con unos camaradas.

—¿A poco te echarías un mezcal con Rubén Figueroa padre?

—No. No lo haría.

—¿Qué te gusta bailar en las fiestas de Guerrero?

—Las chilenas,  la música de los 80, 90 y la actual.

—¿Y bailas la de la Iguana?

—Cuando  estoy en condición, sí. Ese baile es de mucho esfuerzo.

—¿Eres un perredista ‘fresa’?

—Pues trato de no serlo, trato de ser un hombre de izquierda, con propuestas de políticas públicas. 

—Si fueras una canción guerrerense, ¿cuál serías?

—El Toro Rabón.

 

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK