ASESINOS SERIALES: “El asesino del juguete”

El albañil chihuahuense sostenía sexo con sus víctimas, las descuartizaba y les dejaba un regalo
Ricardo Ham
15/01/2016 - 06:30

Las gruesas gotas de sudor que paseaban por la frente de Andrés no sólo se debían al cansancio, un poco de excitación se asomaban tras de ellas, eran ya muchos los pasos que había dado con ese peso encima, estaba acostumbrado al trabajo duro.

Sus días como albañil habían curtido su piel, pero esta ocasión el peso no se comparaba al de los bultos de cemento y tabiques, era una carga que aparentaba ser mayor. Al interior de la carretilla, las bolsas negras chorreaban sangre. Momentos antes de allí salieron gritos y llantos. 

Ulises se detenía para recrear en su mente lo sucedido, lo que fue una noche de sexo y droga, se convirtió en muerte. 

De la carretilla colgaba con un retorcido alambre una vieja segueta, la pintura verde apenas podía cubrir las manchas de sangre seca. 

Andrés se dirigió al río, ya lo había hecho antes, nuevamente no habría testigos, tiró al agua el cuerpo descuartizado de su nueva víctima. Buscó en la carretilla el pequeño auto de juguete azul, lo lanzó cerca de una de las partes del cuerpo, quería que se fueran juntos, la inocencia del juguete se enfrentaría a la mórbida memoria del Descuartizador de Chihuahua.

A principios del 2016, el estado de Chihuahua regresó a las primeras planas de la violencia, no se trataba de un nuevo caso de feminicidio, sino de la captura de un asesino en serie.

Andrés Ulises Castillo Villagrán, fue señalado por la Fiscalía Estatal como responsable del homicidio y descuartizamiento de al menos tres hombres a quienes contactaba con promesas de droga y sexo gratis. Castillo, de 35 años, se desempeñaba como albañil en la colonia Desarrollo Urbano, oficio que le ayudó a fortalecer sus manos, mismas con las que mató a golpes a sus tres víctimas y con las que sometió otras dos a las que violó y mantuvo calladas mediante amenazas.

Los cadáveres mostraban múltiples golpes y señales de haber sido descuartizados. 

Los cuerpos fueron encontrados en distintos puntos de la colonia Desarrollo Urbano, la primera en la Calle 9, la segunda en la Calle 11 y Álamo, hogar del descuartizador.

Las autoridades de Chihuahua no descartan la posible participación de Castillo en al menos otros 12 asesinatos. Incluso ha declarado el homicidio de un hombre en el año 2000. Señaló el lugar donde lo enterró sin que las autoridades hayan podido recuperar el cuerpo.

En otro de los interrogatorios, el Descuartizador menciona haber sido violado en su niñez y su atacante le obsequiaba tras cada agresión, un carro de juguete muy similar a los que Andrés Ulises Castillo dejaba cerca de sus víctimas.

TU REACCIÓN
¿QUÉ TE HA PROVOCADO ESTA NOTICIA?
0
QUE CHIDO
0
QUE PICANTE
0
QUE HORROR
0
ME IMPACTA

CONVERSACIONES EN FACEBOOK